Vox solicitará información al país andino para tomar medidas legales en España

Bolivia y Vox coordinan un doble cerco judicial contra Iglesias, Monedero, Errejón, Zapatero y Garzón

La caída del régimen de Evo Morales está aumentando la presión sobre los fundadores de Podemos y otras importantes figuras de la política y la justicia española. En el marco de la visita de los representantes de Vox a Bolivia, el ministro del Interior, Arturo Murillo, anunció en una rueda de prensa que se solicitará ante la Fiscalía de Bolivia que se cite a Pablo Iglesias, futuro vicepresidente del Gobierno de España; Juan Carlos Monedero, exasesor del chavismo; e Íñigo Errejón, candidato en las elecciones generales por la «evidente malversación del dinero de los bolivianos». Un listado al que también se suman el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y al ex juez Baltasar Garzón, quien justamente es uno de los costosos abogados que defienden a Evo Morales.

El vicepresidente primero de Vox, Víctor González, aprovechó su presencia en Bolivia y el inicio de las operaciones judiciales del gobierno interino de Jeanine Áñez para adelantar que “hemos pedido al Gobierno de Bolivia que nos dé traslado oficial de toda la información que resulte de sus investigaciones y de las declaraciones de los testigos clave para poder iniciar en España las acciones legales oportunas a las que esperamos que se sume la Fiscalía española”.

En este sentido, se complica  la situación para los fundadores de Podemos, así como para el expresidente socialista y el exjuez español por este doble cerco judicial que buscará develar todos los vínculos económicos e irregulares que vinculan al fraudulento Evo Morales con Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, José Luis Rodríguez Zapatero y Baltasar Garzón.

Podemos y el fallido plan de fuga

La reacción judicial de Bolivia ante los políticos españoles es una reacción a la fallida operación de fuga por parte de diplomáticos del PSOE y del Grupo Especial de Operaciones (GEO) en la Embajada de México en La Paz. Una operación fallida que pretendía sacar de esa sede a dos ex ministros de Evo Morales: Juan Ramón Quintana, exministro de Presidencia y Héctor Arce, exministro de Justicia.

Según ha logrado conocer en exclusiva Periodista Digital, Podemos había sido el partido detrás de la decisión de organizar un plan de escape de los dos exministros de Evo Morales encerrados en la Embajada de México de La Paz (capital de Bolivia). Fuentes próximas al gobierno de Jeanine Áñez han confirmado a este diario que la operación ejecutada por los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, junto al Grupo Especial de Operaciones (GEO), fue orquestada por el partido de Pablo Iglesias, y Manuel Canelas, quien fue el exministro de Comunicación (de enero a octubre de 2019), así como viceministro de Planificación y Coordinación (2018), del fraudulento Evo Morales.

La periodista boliviana Amalia Pando ha confirmado a este diario que, tras renunciar a su cargo como ministro de Evo Morales, Manuel Canelas «tomó un vuelo hasta Santa Cruz de México, donde posteriormente salió hasta Madrid». Asimismo, recuerda que el exministro del Movimiento al Socialismo (MAS) estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, donde «se aproximó al movimiento de Pablo Iglesias, llegando incluso a ser uno de los militantes de Podemos antes de su regreso a Bolivia». Una vinculación que permaneció con el paso de los años y «que generó que siempre se dijera que Podemos tenía un ministerio en Bolivia».

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído