Jordi Gutiérrez sustituye a Javier Ayuso como director de comunicación

De Spottorno a Jaime Alfonsín: el relevo en la Casa del Rey abre las quinielas de los puestos clave del equipo de Felipe VI

De Spottorno a Jaime Alfonsín: el relevo en la Casa del Rey abre las quinielas de los puestos clave del equipo de Felipe VI
Rafael Spottorno y Jaime Alfonsín. EP

Alfonsín tendrá que decidir también si cesa al secretario de las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, que han dejado de ser miembros de la Familia Real

Felipe VI relevará este última semana de junio 2014 al jefe de la Casa del Rey, el veterano diplomático Rafael Spottorno, en el primero de los cambios que introducirá en el órgano que le sirve de apoyo en el desempeño de sus funciones constitucionales, han informado fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Respecto al dircom (director de comunicación), el periodista Javier Ayuso será sustituido por Jordi Gutiérrez, que ya trabajó en el servicio de prensa de La Zarzuela durante 16 años, hasta que en 2009 abandonó el palacio para encargarse de la comunicación del presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández. Gutiérrez goza de la confianza de los Reyes y en especial de doña Letizia, a quien acompañó cuando dio sus primeros pasos en la vida de la familia real. Fue, además, uno de los organizadores de la boda de los entonces príncipes de Asturias.

Paralelamente, los equipos de don Juan Carlos y doña Sofía también serán remodelados y reducidos, teniendo en cuenta que su trabajo para la Corona disminuirá notablemente a partir de ahora. El Rey saliente ha cedido su despacho y el espacio de su secretaría a su hijo y se ha instalado en otro más pequeño, situado en la parte privada del palacio de La Zarzuela. Doña Sofía también dejará sus oficinas a la nueva Reina.

Doña Letizia está participando activamente en la selección del equipo de trabajo que conformará la nueva Casa del Rey y ha descartado ya a algunos de los candidatos iniciales.

EL PAPEL DE SPOTTORNO

Spottorno dirige la Casa del Rey desde septiembre de 2011, apenas dos meses antes de que adquiriese notoriedad pública la investigación judicial en torno a los negocios de Iñaki Urdangarin con el registro judicial de las sedes de varias empresas vinculadas a él y a su socio Diego Torres. El diplomático es un viejo conocido de la institución, donde trabajó como secretario general entre 1993 y 2002.

A él le ha tocado lidiar con todo el caso Nóos, cuyo largo sumario ha llegado a calificar de «martirio», por las continuas informaciones que en los medios de publicación se han publicado en los últimos tres años. Y él fue también quien, en una reunión con la prensa en diciembre de ese mismo año, anunció que Urdangarin quedaba apartado de la agenda de la Familia Real por su comportamiento «no ejemplar».

En aquel encuentro Spottorno también dejó entrever que la Casa no iba a contar tampoco con la Infanta Cristina, aunque en su caso, solo respondió con un «ya veremos» cuando los periodistas le preguntaron si la hija menor del monarca seguiría participando de la agenda oficial. Lo cierto es que desde ese mismo momento ella también quedó apartada de facto de los actos oficiales.

A Spottorno también le ha tocado preparar la transición que ha culminado con la abdicación del Rey Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI que, según fuentes de la Casa, se ha hecho «con la dignidad» que se merece un país como España.

JAIME ALFONSÍN, UN HOMBRE DE CONFIANZA

A Spottorno le relevará el abogado del Estado Jaime Alfonsín, quien ha trabajado los últimos 20 años en la institución, al frente de la Secretaría del Príncipe de Asturias, por lo que es un hombre de su absoluta confianza.

Nacido en Lugo en 1956, renunció a una prometedora carrera en la empresa privada para dirigir en 1995 una secretaría de nueva creación dentro de la Casa del Rey que se encargaría de organizar las actividades del Príncipe de Asturias, a partir del momento en que el Heredero de la Corona regresó a Madrid tras haber completado su formación con un máster en relaciones internacionales por la Universidad de Georgetown (EEUU).

Justo antes de incorporarse al equipo de la Casa del Rey, Alfonsín trabajaba en el prestigioso despacho de abogados Uría y Menéndez, y antes, fue secretario general y director de la Asesoría Jurídica del banco Barclays. De haberse mantenido en la empresa privada, Alfonsín tendría un sueldo mucho más alto que el que recibe como alto cargo de la Casa del Rey, señalan en su entorno.

Los periodistas que han tratado con Alfonsín han podido comprobar que se trata de un hombre extremadamente prudente y discreto, mientras que personas que han trabajado con él le definen además como un hombre eficaz, tranquilo y reflexivo.

Una vez nombrado, corresponderá a Alfonsín completar el resto del equipo de la Casa del Rey, en el que se incluye al jefe de prensa, que es en la actualidad el periodista Javier Ayuso, que ha ejercido su función con gran profesionalidad en los tiempos más difíciles por los que ha pasado la monarquía, según coinciden en señalar los medios de comunicación que trabajan habitualmente con la institución.

Alfonsín tendrá que decidir también si cesa al secretario de las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, que han dejado de ser miembros de la Familia Real. García Revenga también está imputado en el caso Nóos junto a Urdangarin y su esposa.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído