El TS prorroga de nuevo el secreto de los documentos sobre las escuchas de «Gürtel» en prisión

El magistrado del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro, que instruye la querella contra Baltasar Garzón por presuntos delitos de prevaricación y contra las garantías de la intimidad por intervenir conversaciones mantenidas por los cabecillas de la trama «Gürtel» con sus abogados en prisión, ha acordado prorrogar por tercer mes consecutivo el secreto sobre la documentación que le ha sido remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) sobre este asunto.

El magistrado del alto tribunal señala, en un auto dado a conocer este jueves, que subsisten las razones por las que, el pasado 29 de junio, abrió pieza separada en este sumario con los documentos que remitió el instructor del «caso Gürtel», Antonio Pedreira, sobre las intervenciones realizadas en la prisión de Soto del Real (Madrid) al número dos de la trama, Pablo Crespo, respecto de las que declara el secreto durante treinta días más para todas las partes personadas excepto la Fiscalía.

Jorge Barreiro justifica su decisión a fin de «no perjudicar la instrucción» que se tramita en el TSJM, órgano en el que los citados documentos también se encuentran bajo secreto sumarial. Se trata de dos oficios del centro penitenciario de Soto del Real de marzo y abril de este año, un oficio de la UDEF de marzo de 2009 y el auto en el que Pedreira acordaba, el 20 de abril de ese mismo año, la prórroga de las intervenciones acordadas por Garzón.

Todas las intervenciones realizadas sobre las conversaciones que mantuvieron el cabecilla de la trama, Francisco Correa, y otros dos imputados con varios abogados en prisión fueron anuladas el pasado 25 de marzo por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que estimó que vulneraban el derecho de defensa de los implicados.

La querella admitida contra Garzón por este asunto fue interpuesta por el abogado Ignacio Peláez, que defiende al imputado en la trama «Gürtel» José Luis Ulibarri, y posteriormente se adhirió a ella el propio Correa. Garzón acumula tres querellas en el alto tribunal -a ésta se añaden otras dos por prevaricación por investigar sin competencias las fosas del franquismo y por su gestión de unos cursos en la Universidad de Nueva York- y fue suspendido en sus funciones el pasado mes de mayo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído