MATRIMONIO A LA FUERZA

MATRIMONIO A LA FUERZA

 

I

 

Una mente retorcida

Como en invierno el sarmiento,

Es la de ese elemento

Que va pasando la vida

Viviendo solo del cuento;

(Te lo digo tal si bebes

Champán, como si percebes

Comes) … Callado o hable,

Es tal como El Abominable

Llamado Hombre de las Nieves;

 

De carnes más bien enjuto,

Como duro de roer

De huesos, sólo joder

La marrana a lo bruto

Es lo que sabe hacer;

Apoyado en el quicio

De la puerta, donde el vicio

De acicalarse no ceja,

Este individuo no deja

De ser más feo que Picio;

 

Mentalmente el abismo

Más palpable de la Izquierda;

Sin tensar mucho la cuerda,

En Política lo mismo:

Alto y claro: … ¡una mierda!;

Para remedio de males,

Es entre sus animales

De Agamenón el porquero;

Y acabo porque no quiero

Verme en los Tribunales;

 

Porque a estas alturas,

Si en un juez de sus hechuras

Caen mis buenaventuras,

Aun estando maduras,

A mí … ¡me van a estar duras!.

 

II

 

Un Gobierno del Sánchez con el apoyo

De Bildu, ERC y Unidas Podemos,

Es presagio de que nos vamos al hoyo;

 

En cuestión de muy poco tiempo veremos

Una España: ¡Nación de naciones!;

¡Sí, señor Sánchez, que ya le conocemos!;

 

Si no tiene talento, tiene cojones,

Más que el Rey Felón y más que el Zapatero,

Para de decencia ir dando lecciones;

 

Más que ambos dos, sin poner ningún pero,

En la casa común de los españoles,

Si señor, es usted un cuarto trastero,

 

Con más cuernos que en un cubo de caracoles;

Que usted no sepa que son gente de establo,

Y también de pocilga, tiene bemoles;

 

Puede usted, si quiere, mandarme al diablo,

Aunque en él no crea, pues me da que es ateo,

Pero a mis años sé muy bien de qué hablo;

 

No tengo un sueño dulce como Orfeo,

Pues en el treinta y seis yo ya era un mozuelo,

Y sé que realmente fue un paseo

 

De unos al infierno y otros al cielo;

Y usted, sépalo, es un peligro serio

De que se repita, dado su desvelo

 

Por seguir en la Moncloa sin criterio

Alguno, -ya hay que ser obtuso y terco-,

De que España vuelva a ser un cementerio;

 

Y al loro, señor Sánchez, qué en este cerco, …

¡Su San Martín le llega a todo puerco!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído