Enric Juliana

«La cabeza cortada de Mas orientará los pasos del nuevo presidente, Carles Puigdemont»

"La cabeza cortada de Mas orientará los pasos del nuevo presidente, Carles Puigdemont"
Enric Juliana El Singular Digital

Enric Juliana, su hombre fuerte en Madrid y chaquetero ocasional, habla sobre la decapitación de Artur Mas:

Artur Mas ha salvado a Convergència Democràtica con un golpe de efecto que posiblemente le ha pillado por sorpresa a él mismo. El partido que ha gobernado Catalunya durante 28 de los 35 años de recuperada autonomía ha trocado la cabeza de su principal dirigente por una dosis razonable de tiempo político operativo -año y medio, quizá un año-, ante la evidencia de que la repetición de elecciones podía provocar una abstención oceánica y unos resultados nada controlables.

El partido principal de las clases medias catalanas ha evitado el jaque mate. El decaimiento emocional del sector más moderado del soberanismo y la posible formación de una nueva mayoría de izquierdas, con dos pivotes principales: ERC en las comarcas, los Comunes-Podemos en Barcelona y su área metropolitana. Una alianza de nuevo tipo que podía enviar a CDC a un largo periodo de ostracismo, con los cráteres Pujol y Palau de la Música en alta radiación. Las repeticiones electorales las carga el diablo. He aquí una interesante lección para quienes especulan con la repetición de las elecciones generales en España.

Recalca que:

CDC imaginaba la posibilidad de convertir la repetición electoral del 6 de marzo en una segunda vuelta del 27 de septiembre. Para ello era del todo imprescindible reanimar la coalición Junts pel Sí, la Jaula de Faraday que impide a Esquerra Republicana entrar en comunicación táctica con las izquierdas no independentistas. «Es imprescindible ir a nuevas elecciones con Junts pel Sí, en caso contrario, pronto tendremos un nuevo tripartito en Catalunya». Esta era la visión del tablero que tenía el pasado jueves un alto dirigente nacionalista muy vinculado a Mas. Aquel mismo jueves por la noche, CDC dejaba caer una propuesta un tanto sorprendente, cuasi surrealista: remodelar el gobierno catalán en funciones, para dar entrada a consejeros de ERC. Esquerra dentro de la Jaula de Faraday. Posiblemente habría sido la primera remodelación de un gobierno en funciones en la historia política de Europa. La respuesta fulminante de Oriol Junqueras -«eso sería un fraude democrático»- enviaba una indómita señal de resistencia. La repetición de Junts pel Sí estaba en el aire.

La reputación y la credibilidad del cuadro institucional catalán estaba sufriendo un fortísimo desgaste -desgaste no reparable a corto plazo-, el català emprenyat reaparecía en escena, y Convergència podía pegarse un tortazo fenomenal en marzo, si se veía obligada a acudir a las urnas en solitario. Sólo un factor jugaba a favor del partido gubernamental: el tremendo estrés de la CUP, muy rota por dentro, después de sus densos avatares navideños. Los fraticelli no estaban preparados para el reparto de fuerzas del 27 de septiembre. La historia les ha jugado una mala pasada. Han logrado decapitar al presidente de la Generalitat y han quedado desarmados para lo que resta de legislatura. Mas ha perdido la cabeza; los franciscanos radicalizados, los dedos.

Y dice que:

La cabeza cortada seguirá haciendo política, según anunció en rueda de prensa. La cabeza cortada orientará los pasos del nuevo presidente, Carles Puigdemont, que no será un hombre de paja, pero tampoco se rebelará a corto plazo. La cabeza cortada pilotará la refundación de CDC como partido social-liberal-soberanista con adornos de la nueva política.La cabeza cortada seguirá dirigiendo estratégicamente el campo soberanista (48% del electorado catalán). La cabeza cortada alterará el sueño de los principales protagonistas del incierto momento político español.

Sorpresa mayúscula en Madrid. Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera, y todos los poderes terrenales españoles se hallan hoy ante un nuevo escenario. Cambio de eje. Hay Gobierno soberanista en Barcelona, con una mayoría aparentemente blindada en el Parlament, y no hay Gobierno en Madrid.

Vienen días de fuerte presión en favor de la gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos, y se reducen las posibilidades de una alianza de izquierdas alrededor de Sánchez, que lo va a pasar mal. Rebrotarán las maniobras contra el secretario general socialista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído