Jaime González

«Me ofrezco a explicarle a Patxi López por qué IU y Bildu querían que ERC les alquilara su vientre»

"Me ofrezco a explicarle a Patxi López por qué IU y Bildu querían que ERC les alquilara su vientre"
Jaime González. PD

Jaime González le recuerda al presidente del Congreso, Patxi López, por qué PP y Ciudadanos se han opuesto, y con razón, a que ERC, IU y Bildu formen grupo en la Cámara Baja:

Patxi López está sorprendido por el hecho de que PP y Ciudadanos se hayan puesto de acuerdo para impedir que ERC, IU y Bildu formen grupo en el Congreso. Resulta asombroso el asombro de López, aunque cada cual se asombra como quiere. Dice la tercera autoridad del Estado que los servicios jurídicos del Congreso no habían puesto inconveniente, pero eso es porque se han acostumbrado a aceptar pulpo como animal de compañía. Que el listón de los servicios jurídicos está por los suelos es una evidencia que no pone en cuestión su valía e integridad profesional, sino su asombrosa capacidad para adaptarse a los tejemanejes parlamentarios.

Asegura que:

Me ofrezco muy gustosamente a sacarle a Patxi López de su asombro y a explicarle en unas líneas las razones por las que IU y Bildu le pidieron a ERC que les alquilara su vientre. Según el artículo 175.3 de la Ley de Régimen Electoral, «se abonarán 0,18 euros por elector en cada una de la circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso de los Diputados y al Senado, siempre que la candidatura de referencia hubiera obtenido el número de diputados o senadores o de votos precisos para constituir un grupo parlamentario en una u otra Cámara». IU obtuvo 923.105 votos y dos diputados, de manera que no le daba para tener grupo propio. Solución: casarse un ratito con ERC para llevarse 165.000 euros en subvenciones por «mailing» y propaganda electoral. A Bildu, con 218.467 votos (dos parlamentarios), le hubiera tocado una pedrea de 40.000 euros. Y todo por un matrimonio de conveniencia de un minuto (el tiempo que habrían tardado en formalizar el enlace con los independentistas catalanes). Después, IU y Bildu se habrían ido cada cual por su lado, pero con sendos cheques al portador en la cartera.

Y concluye:

¿No estábamos en que los recursos del Estado había que repartirlos con criterios de justicia social? ¿No habían pedido el voto para cambiar las estructuras de un sistema injusto e insolidario? ¿Y la brecha entre ricos y pobres? ¿Y los recortes en educación y sanidad? ¿Y los índices de desigualdad? ¿Y los desahucios? ¿Y los comedores sociales? ¿Y la pobreza energética?

Émulos de Juan Palomo -yo me lo guiso, yo me lo como-, entre IU y Bildu se habrían llevado 205.000 euros, un pellizquito de nada si tenemos en cuenta lo mucho que podríamos ganar con la regeneración democrática de las «fuerzas de progreso».

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído