Lo que único que permanece inalterable bajo el frío es la larga cola de parados

La foto de Rajoy ante el INEM es lo de menos

El drama no es la cara del líder del PP ni las palabras de la periodista sino el número desolador de parados

España se desangra moral y económicamente en las colas del INEM y estos del PSOE se fijan en la foto o en la pregunta

Dice Leire Pajín: «Ya se han acabado las anécdotas, los chistes malos y las bromas».

Y respiro con tranquilidad porque así, de sopetón, pensaba que la Señora Pajín se refería mayormente a ella misma y su estrambótica teoría de la conjunción planetaria Obama-Zapatero.

Pues no; Leire Pajín se refería a la foto de Rajoy junto a una cola de parados en las puertas del INEM publicada por ‘El Mundo’ y que, al parecer, no ha sentado demasiado bien ni al PSOE ni al Gobierno.

Pajín -que como queda dicho se ha vuelto seria- califica la foto como un «acto impúdico» y a la vicepresidenta de la Vega no le parece «de muy buen gusto cuando hay tanta gente que está en el paro, utilizar eso de forma partidaria».

A este preámbulo habría que añadir el asombro con que ZP recibió la pregunta sobre su presidencia de la UE con lo que estaba cayendo en España; una pregunta que el presidente calificó de «insólita» y «sorprendente».

Reunamos todo lo dicho: chiste malo, acto impúdico, no de muy buen gusto, uso partidista, insólito y sorprendente. Todas esas descalificaciones están dirigidas no al hecho mismo sino a quien lo denuncia de una u otra forma.

Que salga Rajoy en la foto o que lo pregunte una periodista, es, naturalmente, lo de menos porque el drama no es la cara de Rajoy ni las palabras de la periodista sino el número desolador de parados y las hasta ahora ineficaces recetas del Gobierno para solucionarlo.

España se desangra moral y económicamente en las colas del INEM y estos se fijan en la foto o en la pregunta. No es de recibo.

Y claro que Rajoy, señora vicepresidenta, hace un uso partidista del paro, faltaría más.

Es que si no lo hiciera habría que demandárselo porque el paro es un problema fundamentalmente político, ideológico y no lo digo yo; lea lo dicho por su presidente hace unos días sobre la imposibilidad de llegar a un acuerdo económico con el PP: resulta imposible por cuestiones ideológicas.

Eso lo ha dicho ZP, por tanto resulta absurdo acusar al PP de no arrimar el hombro o de utilizar el paro para sus propios intereses de partido: la solución al paro pasa por las ideologías -intervencionistas o liberales- de cada uno pero, en todo caso, profundamente políticas.

El problema no es la foto ni la pregunta, el problema es el paro y la incapacidad del PSOE y del PP para llegar a un acuerdo de mínimos. Ni todo lo hecho por el Gobierno es malo, ni las propuestas del PP son todas despreciables.

Pero nadie está por la labor: uno se va a hacer la foto y otros se dedican después a criticarla. Lo que único que permanece inalterable bajo el frío es la larga cola de parados frente a un INEM inútil.

Pero siento decirlo: mas responsable es el Gobierno que la oposición. ¿Resulta creíble un presidente que afirma que hemos salido de la crisis o estamos a punto de salir? ¿Es que no lo sabe?

Eso sí que es un chiste malo, querida Leire. Si cuando ya estábamos dentro se empeñaba en negarlo ¿cómo creerle cuando viene repitiendo que estamos a punto de salir desde hace un año?

Alguna vez acertará, claro, pero no es bueno este juego.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído