Los gobernantes no parecen incurrir en mayores costes cuando mienten

¿Nos hemos acostumbrado tanto a que nos mientan los políticos que ya no nos importa?

Gran parte de la población no presta mucha atención a lo que dicen y que quienes sí lo hacen tiene la memoria corta

¿Nos hemos acostumbrado tanto a que nos mientan los políticos que ya no nos importa?
Portada de la web Verdad Mentira que hace un control de veracidad de políticos y periodistas.

La web Verdad-Mentira.com hace un seguimiento de veracidad de declaraciones de políticos y periodistas

La pregunta, convertida en afirmación, la plantea Moisés Naím este domingo en un artículo de opinión de El País titulado Tramposos, hipócritas y mentirosos.

«Es peligroso acostumbrarse tanto. Esta tolerancia ha hecho que en algunos países la complacencia del público con las flagrantes mentiras de los gobernantes o con la hipocresía de los políticos alcanza niveles insólitos. Nos hemos acostumbrado tanto a que nos mientan que ya no nos importa; es parte de un juego en el que todos participamos. Los gobernantes mentirosos saben que sabemos que nos están mintiendo y que, o no nos importa, o no hay nada que podamos hacer al respecto.»

Puede que algunas iniciativas en Internet, como la web Verdad-Mentira.com que hace un seguimiento de veracidad de declaraciones de políticos y periodistas, cambie esta percepción en el futuro.

Añade Moisés Naím:

En todo esto juegan un rol crítico los medios de comunicación y la buena noticia es que las nuevas tecnologías como Google o YouTube facilitan el recuento de las promesas incumplidas, las mentiras y las contradictorias posiciones de gobernantes y políticos.

Aunque puntualiza:

Siempre y cuando, claro está, esos líderes no tengan el control de los medios, incluyendo Internet. O que a la población le importe que le mientan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído