CÉSAR ROMAN ESTÁ ACUSADO DE ASESINATO

El ‘Rey del Cachopo’ montó una cena para financiar la radio de los podemitas del Patio Maravillas

El 'Rey del Cachopo' montó una cena para financiar la radio de los podemitas del Patio Maravillas
César Roman con su cachopo y la cena para financiar la radio de los podemitas del Patio Maravillas. EP

Y por si le faltaba algo al ‘Rey del Cachopo’, ahora resulta que flirteaba con Podemos.

El Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid ha acordado mantener en prisión al empresario César Román Viruete, conocido como el Rey del Cachopo, acusado del asesinato de su novia Heidi Paz, cuyo cuerpo descuartizado fue hallado el pasado 13 de agosto en una nave del barrio de Usera.

Pero, como revela M.A. Ruiz Coll en OKdiario este 22 de noviembre de 2018, hay una faceta poco conocida del Rey del Cachopo: la de filántropo de los okupas del Patio Maravillas, la cantera de la que han salido algunos de los concejales del equipo de gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena. Entre ellos, Guillermo Zapata, Celia Mayer y José Javier Barbero.

César Román inauguró el 6 abril de 2018 una de sus sidrerías de la cadena A Cañada Delic Experience en la calle Cruz Verde, del madrileño barrio de Malasaña. El plato estrella del menú era, por supuesto, el cachopo.

Tras la inauguración, uno de los primeros actos organizados por César Román en este local fue una cena benéfica para recaudar fondos con el fin de crear la radio «autogestionada» Onda Maravillas.

El proyecto tomaba su nombre del Patio Maravillas, el colectivo de okupas que tuvo su sede en la calle del Pez, de Malasaña, hasta que fue desalojado por la Policía en junio 2015. Este movimiento vecinal fue la cantera política de la que han salido varios concejales del equipo de gobierno de Ahora Madrid.

Ya bajo la Alcaldía de Manuela Carmena, antiguos miembros del Patio Maravillas y del movimiento 15M decidieron crear Onda Maravillas, que se define como una radio «inclusiva, feminista y autogestionada» por los vecinos del barrio.

Como no lograron financiación en los «presupuestos participativos» convocados por Carmena, el Rey del Cachopo, César Román, se ofreció para organizar una cena benéfica en su restaurante de la calle Cruz Verde, con el fin de recaudar fondos para ponerla en marcha. El banquete se celebró el 24 de abril de 2018, con un precio único de 10 euros por comensal.

El acto contó con la presencia del concejal podemita Jorge García Castaño y otros representantes de la Junta del distrito centro de Madrid. Previamente, se había encargado de promocionar este acto en las redes sociales Ganemos, la corriente de Ahora Madrid a la que pertenecen ediles de Podemos como Carlos Sánchez-Mato, Montse Galcerán o Romy Arce.

Pagó con cheques sin fondos

Fue sólo el primer paso. Deseoso de congraciarse con su nuevo vecindario, el Rey del Cachopo puso su restaurante del barrio de Malasaña a disposición de la Plataforma Maravillas para organizar otras actividades, como las «fiestas autogestionadas» del 2 de mayo o la creación de un «banco del tiempo» para impulsar el autoempleo de los vecinos.

Según ha informado el digital Somos Malasaña, antes de desaparecer el Rey del Cachopo dejó un pufo de más de 25.000 euros al propietario de este local de la calle Cruz Verde. César Román firmó un contrato por el que aceptaba el traspaso del negocio por 70.000 euros.

Sin embargo, pagó esta cantidad con cheques sin fondos y el propietario sólo consiguió cobrar 10.000 euros. Además, cuando ha conseguido recuperar las instalaciones se ha encontrado con que Román dejó deudas por importe de 25.000 euros en los recibos de luz, agua, gas y proveedores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído