Lo de Cassandra Vera

Se conoce que a los de Podemos no se les puede tocar y supongo que Cassandra Vera es de Podemos porque Pablo Iglesias, ese castigo que nos ha caído a los españoles, por idiotas, se ha solidarizado con ella.
Enseguida invocan la libertad de expresión, la misma que niegan a otros. Como si la libertad de expresión pudiera ser ilimitada, como si no supiera todo el mundo, o casi todo, que hay cosas que no se deben decir.
Hay chistes de una crueldad extrema para determinados grupos humanos, que se cuentan desde que existen los chistes y que sólo sirven para poner de manifiesto la poca sensibilidad de quienes los cuentan y de los que los ríen. Hay otros chistes que llevan una carga de intención que va más allá de la crueldad y de la falta de sensibilidad, y son los que convienen a ETA, por ejemplo.
La perversión de ETA no acaba en el atentado, sino que luego la maldita banda, con la que miles de malditos ciudadanos se identifican, intenta humillar a sus víctimas y si puede sumirlas en el olvido. Todo lo que tenga que ver con la memoria de las víctimas y el reconocimiento moral que merecen es malo para ETA, de ahí que los ayuntamientos vascos regidos por impresentables se nieguen a poner placas en memoria de las víctimas, o se hagan los remolones.
Dentro de esas perversiones que convienen a ETA está la de banalizar sus atentados, haciendo bromas o burlas sobre las víctimas. Dicen que eso es humor y que si a algunos no les gustan que no se rían. Pues no es humor, porque lo que conviene a los terroristas no puede serlo.
El terrorismo es la plaga de nuestro tiempo y en España ha causado estragos, no sólo por las vidas que ha roto, sino también por las que ha encanallado. Y ya se va viendo que son muchas las que están en este segundo caso.


‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978. El año en que España cambió de piel’
‘Historias de la otra razón’
‘Por qué España’
‘Búsqueda y desarrollo del talento’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído