Puigdemont y Terra Lliure

Aquella necesidad que tenía Aznar del marido de la Madre Superiora, el Muy Honorable, tuvo muchas consecuencias nefastas y no sólo la invención de la fenicia y perniciosa Academia Valenciana de la Lengua, que tantas calamidades propicia, sino también, entre otras cosas, un trato de favor a los terroristas de Terra Lliure.
El periodista Carlos Enrique López, escribe lo siguiente en El Español: «El fiscal solicito al tribunal (cita literal) «aplicar el artículo del Código Penal que permite condenar en grado mínimo y que, posteriormente, la propia Sala solicite para ellos el indulto». Todo volvió a la tranquilidad. El independentismo viró, definitivamente, hacia la no violencia.»
Pero es que ese artículo, todo entero, gira en torno a un supuesto año sabático de Puigdemont, que pudo estar motivado por las actividades que estaba llevando a cabo Baltasar Garzón contra el terrorismo. Hubo un chivato dentro de Terra Lliure. ¿Pertenecía Puigdemont a la banda terrorista y fue el chivato o, por el contrario, huyó para no ser detenido?
Conviene recordar los números de la organización terrorista catalana, que como la vascuence, también pudo contar con la complicidad de algunos sectores sociales y políticos: más de 200 atentados, que se dice pronto, 5 muertos, 4 de ellos de la banda, y decenas de heridos, según datos ofrecidos por la wikipedia.
Cuando se disolvió la banda, muchos de sus antiguos componentes pasaron a formar parte de ERC, que no se olvide esto. Las personas decentes no deberían votar a este partido.
Aunque Pujol tuviera esa cara de santurrón dolorido, la realidad es que el nacionalismo necesita la violencia para medrar. Violencia física o moral. El nacionalismo es incompatible con la democracia, axioma que deberían tener en cuenta esos nacionalistas que se presentan como socialistas bajo siglas socialistas.
Puigdemont, se va viendo, es muy peligroso. Es obvio que pretende que haya sangre, puesto que pretende enfervorizar a los locos para que hagan locuras.


‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978. El año en que España cambió de piel’
‘Cantos al camino’
‘Historias de la otra razón’
‘Por qué España’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído