Los jubilados protestan indignados

No es de extrañar que algunos que se suben a la ola en todas las protestas, en su afán por desestabilizar al sistema, para poder imponer el suyo luego, y sus propagandistas, se sumen a las protestas de los jubilados por el incesante deterioro de las pensiones.
Sin embargo, todos esos contribuyen a que el poder adquisitivo de los pensionistas se deteriore de modo imparable, porque promueven el despilfarro o despilfarran directamente en donde pueden.
Las pensiones no pagaban IRPF, ni deberían pagar, pero tenemos un sistema autonómico por el que se van miles de millones de euros sin contrapartida para el contribuyente, dinero que va directamente, de forma legal mediante sueldos y subvenciones, a los bolsillos de quienes los reciben y que si esos sueldos y esas subvenciones no se pagaran el ciudadano no sufriría ninguna merma en los servicios que recibe del Estado, sino que recibiría un beneficio, porque pagaría menos impuestos.
Tenemos una grandísima cantidad de televisiones autonómicas deficitarias desde el primer día, porque jamás tendrán capacidad para autofinanciarse, ya que es imposible que consigan suficiente audiencia y es una inmoralidad que no se cierren todas de inmediato. Hay muchas necesidades perentorias, que no se atienden por falta de dinero y es indecente que se gaste en la televisiones autonómicas.
Es reprobable que se destine dinero a subvencionar a los medios. La mayor corrupción de España es precisamente el dinero que se destina a comprar a los distintos medios. Se gastan miles de millones de euros en el asunto, con lo cual se corrompe a los medios y se defrauda a los contribuyentes.
Sin tanta sinvergonzonería los jubilados podrían recibir las pensiones que les corresponden y no ser las víctimas de tantos recortes en todo, en la pensión, en los medicamentos, en las demás prestaciones…
A todos los males endémicos citados anteriormente hay que añadir los de los políticos con presupuesto para gastar que son irresponsables.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Alicia lo sabe’
‘Desierto’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído