La hipocresía del cura de Alsasua

La parroquia de Alsasua emitió un comunicado mediante el que se desmarca de la gamberrada hecha con las campanas de la iglesia para entorpecer el desarrollo del acto que se celebraba en solidaridad con la Guardia Civil.
Acaba el comunicado diciendo que la inmensa mayoría del pueblo de Alsasua desea vivir en paz y concordia.
Y resulta que muchos de ese pueblo participaron de forma vil y cobarde en la paliza que les dieron a dos guardias civiles de paisano y sus novias. Y los vecinos de ese pueblo, en su inmensa mayoría, en lugar de tener vergüenza por semejante acto, niegan de forma cagueta los hechos y se solidarizan con los agresores que pudieron ser identificados, en lugar de con las víctimas.
El cura, el pastor de almas, según se definen quienes han optado por ese modo de vida, porque eso de que los ha llamado Dios para el sacerdocio no se lo cree la inmensa mayoría de los interesados, debería subir al púlpito a explicar a los feligreses que lo sucedido es una salvajada indigna de seres humanos y que el pueblo entero debería perdón a la Guardia Civil y rendirle homenaje en desagravio. Nada de eso ha sucedido.
Evidentemente, no se puede esperar nada de la Iglesia, salvo que cuando llegue la campaña de la declaración de la renta pidan todas las parroquias que se ponga la equis en su casilla.
El cura este se desmarca de las campanadas, pero tampoco estuvo en el acto. Está claro que se identifica más con los agresores y sus cómplices, la inmensa mayoría del pueblo de Alsasua, pueblo maldito digo yo, que con la minoría compuesta por las víctimas de la agresión. Dicen que el obispo emitirá un comunicado en relación con las campanadas gamberras. Se supone que desmarcándose. ¿Y de mostrar cariño a las víctimas qué?

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Animales in Harena’
‘Mujeres de Roma’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído