Las religiones y la Constitución

Resulta curioso que la religión católica, algunos de cuyos preceptos o puntos doctrinales son incompatibles con ella, figure de forma expresa en la Constitución.
En mi opinión es un error grave, porque proporciona motivos a otras religiones para que también demanden privilegios. Algunas de ellas están hechas para el mal, o sea, para subyugar a sus fieles y llevarlos por los derroteros que se les antoje a sus líderes. Esto no significa que todos los adictos a estas religiones sean malas personas y si fuera así estaríamos perdidos. Me refiero al Islam y a los Testigos de Jehová, cuya seña de identidad, en ambos casos, es la sumisión, que es contraria a la naturaleza humana. Algunos confunden, a menudo interesadamente, la sumisión con la docilidad, que es otra cosa distinta y muy sana y recomendable. También coinciden las dos religiones citadas en que el bien y el mal no existen, sino tan solo la voluntad de Dios. ¿y cómo saben ellos cuál es esa divina voluntad? Solo se me ocurre pensar que preguntándoselo al ayatolá de turno, o a su equivalente. Aunque a lo mejor ni siquiera se le puede preguntar, sino que hay que estar atento a lo que diga, cuando lo quiera decir.
Ninguna religión de las que operan en España, y seguramente ninguna del mundo, se ajusta a la Constitución. Si para constituir una asociación hay que cumplir determinados requisitos lo lógico sería que con las religiones ocurriera lo mismo. Y aquí topamos con la dificultad de prohibir las religiones que no se sometan. Ese gato es muy grande para ponerle el cascabel. Pero el Estado tiene la obligación de proteger y defender a sus ciudadanos, especialmente a los más vulnerables, entre ellos a los más crédulos. No sería muy complicado hacer una lista con los preceptos de la Constitución que incumple cada una de las religiones y difundirla ampliamente.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Cavilaciones y melancolías’
‘Necesidades emocionales’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído