De papas, obispos y curas

Los hay que en su afán simplificador dicen que me meto con la Iglesia. No es cierto, como tampoco lo es que me meto con Cataluña, porque lo que hago es criticar a los catalufos. Lo que ocurre, sin embargo, es que al menos los catalanes protestan por los abusos de los catalufos y tratan de frenarlos.
No ocurre lo mismo en el caso de la Iglesia, puesto que no solo hubo sacerdotes que colaboraron con los etarras, y fueron muchos los que lo hicieron, sino que también los hubo que fueron cómplices en algunos atentados.
A un sacerdote, José Mantero, recientemente fallecido, lo excluyeron de la Iglesia por aparecer en la portada de una revista. Creo que el sacerdocio era su única fuente de ingresos y no tuvieron contemplaciones con él. En cambio, a la monja Caram y a la monja Forcades se les consiente todo. Llamar animal al obispo Uriarte es una ofensa para los animales. Hay que recordar que este tipejo dijo que el Estado debía pedir perdón a ETA. No se entiende que haya tanta fijación con Franco, que está muerto, y no se le pidan cuentas a éste, que está vivo. Cualquier cura debería sentirse incómodo por decir misa mientras este elemento forme parte de la misma Iglesia. Pero es que antes de Uriarte estuvo Setién, que es otro que también tuvo que tener algún parentesco con Satanás. Y los demás curas y obispos no se plantan y amenazan con salirse de la Iglesia si no se expulsa a esos.
Por su parte, el papa, que es uno de los malvados de entre la larga lista de ellos de la Iglesia de Roma acaba de hacer obispo a un tipo pernicioso para la propia Iglesia, porque si puede escribir un manual sobre algo, ha de ser sobre cinismo.
Pedir ahora que no se ponga la equis en la casilla de la Iglesia Católica sirve para beneficiar a la Iglesia Católica, porque ello la obligará a ser más consecuente.
‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído