Bruselas reforzará el control de los videojuegos dañinos

(PD).- La Comisión Europea (CE) quiere que la industria de videojuegos asuma de aquí a dos años un código de conducta para regular la venta de títulos a menores. Actualmente no hay una norma común a nivel comunitario para que los distribuidores no vendan juegos violentos.

Además, ha pedido a fabricantes y autoridades que hagan más publicidad del sistema paneuropeo de clasificación de los videojuegos por edades (PEGI), ya que considera que en la actualidad no es suficientemente conocido por los padres.

La propuesta figura en un informe que revisa las medidas que los estados miembros han puesto en marcha para proteger a los niños de los videojuegos potencialmente «dañinos». Según este estudio, sólo Chipre, Luxemburgo, Rumania y Eslovenia carecen de normas concretas en ese área. El País cuenta que otros 20 países (España entre ellos) aplican el citado sistema PEGI, que data de 2003 y clasifica los juegos por edades y temática (miedo, violencia, sexo, drogas, discriminación o palabrotas) para informar a los usuarios del contenido al que pueden ser expuestos.

Hasta la fecha sólo Alemania, Irlanda, Italia y Reino Unido han prohibido algún título, como el polémico Manhunt 2 (a la caza del hombre 2). La Comisión Europea estima que este año el sector europeo de los videojuegos obtendrá beneficios por valor de 7.300 millones de euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído