Esta la historia del nacimiento, auge y muerte de Series Yonkis

La historia del padre de Series Yonkis: De becario en Murcia a objetivo del FBI

Alberto García Sola, Alexis Hoepfner, David Martínez y Jordi Tamargo se sentarán el lunes ante el juez. Les piden 550 millones de euros

La historia del padre de Series Yonkis: De becario en Murcia a objetivo del FBI
David Martínez y Jordi Tamargo EC

Empezó el baile (El creador de SeriesYonkis culpa a los internautas del contenido pirata en su web).

Los cuatro responsables de la web de descargas ilegales por internet seriesyonkis.com, el murciano A. G. S., J. T., D. M. y A. H., son juzgados desde este 8 de abril de 2019 en Murcia por presuntos delitos contra la propiedad intelectual que causaron a las productoras de cine perjuicios por 546 millones.

Previsiblemente, el proceso, que está presidido por la jueza Isabel María Carrillo, se alargará cuatro días.

En algún momento de 2007, Alberto García Sola, un jovencísimo estudiante de Ingeniería Informática de la Universidad de Murcia, registra y abre una web que dirige a enlaces externos en los que hay alojadas series y películas protegidas bajo copyright. La web se llama SeriesYonkis.com.

Alberto la crea y dirige desde su casa, pero también desde los ordenadores de su propia universidad, donde trabajaba como becario. Al menos, eso es lo que considera la Fiscalía de Murcia, según recogen C. Otto y Cristina Suárez en elconfidencial.

Porque lo que García Sola quizá no imaginaba en 2007 es que, desde aquellos dos ordenadores, estaba creando la mayor web de enlaces a descargas de la historia de nuestro país.

Una web por la que, el próximo lunes, se sentará en el banquillo de los acusados a instancias de la Fiscalía y de dos de las mayores entidades de gestión, Egeda y la ya desaparecida Federación Antipiratería.

García Sola será juzgado junto a las otras tres personas que, durante estos años, han administrado Series Yonkis y sus webs asociadas: Alexis Hoepfner, David Martínez y Jordi Tamargo.

A los cuatro les piden más de 550 millones de euros y hasta cuatro años de prisión. Esta es la historia de cómo García Sola, Hoepfner, Martínez y Tamargo crearon una web que puso en pie de guerra a la industria mundial de contenidos y fue investigada hasta por el FBI.

En los comienzos de Series Yonkis, García Sola administraba la web de manera autónoma, que fue tomando fama y popularidad a lo largo de 2008.

Sus primeros problemas llegaron en mayo de ese mismo año: una productora catalana vio un enlace a una película suya en la web, así que interpuso una denuncia ante la Guardia Civil, que detectó que la plataforma incluía enlaces a otras obras protegidas. El 2 junio el juzgado número 1 de Murcia inició una causa legal contra Series Yonkis.

En 2009, Egeda y la Federación Antipiratería se sumaron a esa denuncia. Eran años en que la lucha entre la industria de contenidos y las webs de enlaces a descargas era intensa, pero había un problema: pese a las ingentes denuncias contra estas webs, los jueces les daban la razón a las segundas.

De hecho, las pocas victorias que conseguía la industria no llegaban por una sentencia favorable, sino porque los webmasters cerraban sus páginas ‘motu proprio’ y por acorralamiento.

Alberto García Sola montó SeriesYonkis siendo becario de la Universidad de Murcia y la convirtió en la mayor web española de enlaces a descargas

Las sentencias favorables a las webs de descargas estaban fundamentadas. Con la legislación de aquel entonces, para que una web de enlaces fuese condenada necesitaba cumplir con dos propósitos imprescindibles: hacer un acto de comunicación pública de la obra a descargar y tener ánimo de lucro.

Sin embargo, con la ley en la mano, los enlaces no constituían una comunicación pública, ya que las webs acusadas no alojaban la serie o película, solo hacían de intermediarios mostrando un enlace externo en el que sí se podrían descargar. El Gobierno se encontraba, por tanto, ante una diatriba: apoyaba que se denunciase a las webs de descargas como Series Yonkis, pero las leyes no le daban la razón.

Los cambios llegaron en 2009. El 24 de febrero García Sola fundó Pousen SL, la empresa con la que comercializaría la publicidad en Series Yonkis.

Unos meses después, el 27 de noviembre, en el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible (LES) el Gobierno incluyó una disposición para crear una comisión que pudiese cerrar webs de descargas sin necesidad de ninguna autorización judicial.

La normativa fue impulsada por la ministra de Cultura Ángeles González Sinde, lo que provocó que la ley fuese denominada ‘ley Sinde’ a pie de calle.

Sin prisas, con calma, el juzgado penal número 4 de Murcia celebra desde el lunes el juicio del que ya es el sumario más importante -y barroco- contra la ‘piratería online’ en España: el ‘caso Series Yonkis’.

En juego, penas de prisión de dos (lo que pide EGEDA) y hasta cuatro años de cárcel (lo que piden las grandes productoras y distribuidoras), así como peticiones de indemnización que, dependiendo de la acusación, llegan a superar los 546 millones de euros.

Decimos «sin prisas» porque las primeras diligencias abiertas contra este popular sitio de intercambio de archivos datan de 2008, un año después de su apertura.

En esos 11 años el sitio ha cambiado de manos tres veces, protagonizó algunas memorables ‘ciberprotestas’, ha habido varios cambios legislativos que han endurecido la lucha contra la piratería digital, hubo una loquísima y malograda fusión con Filmin, y tanto seriesyonkis.com como sus ‘hermanos’ -peliculasyonkis.com, seriescoco.com, peliculascoco.com- han estado jugando durante años al ratón y al gato con la industria de los contenidos, según recoge Pablo Romero en público.

Qué

Arranca el juicio contra todos los que han sido responsables del universo Series Yonkis hasta 2014, fecha en la que se constata que deja su actividad supuestamente infractora. Su buque insignia, seriesyonkis.com, comenzó a funcionar en junio de 2007. También contra dos sociedades mercantiles, como responsables civiles subsidiarios: Pousen SL y Burn Media SL, según reza el auto de apertura de juicio oral al que ha tenido acceso Público.

Durante al menos cuatro días se tratará de dirimir quién es responsable o no de delitos continuados contra la propiedad intelectual por la actividad de estas páginas web, que ofrecían enlaces a descargas directas y a ‘streamings’ de contenido audiovisual, como películas o series de TV.

Quiénes

Alberto García Sola (acusado): Dueño de Pousen S.L., la empresa a la que estuvo vinculada SeriesYonkis desde 2009 hasta su venta. Ese primer sitio, creado en 2007, era «una web ‘colaborativa’ en la que los distintos usuarios pudieran compartir opiniones y contenidos sobre las distintas series», comentó el propio García Sola a este periodista hace ya siete años. Enseguida tuvo un éxito fulminante, tanto que las autoridades la convirtieron en una de las principales dianas en la lucha contra la piratería. La vendió el 10 de abril de 2011 a Burn Media por 610.000 euros.

Alexis Hoepfner (acusado): Dueño de Burn Media, empresa que adquirió series Yonkis y Películas Yonkis, terminó comprando el 100% de la compañía a sus socios y, en 2014, vendiendo los sitios de la discordia a una empresa catalana. Entre medias, protagonizó uno de los momentos más surrealistas de la historia de la lucha contra la piratería digital en España: su fusión con Filmin, plataforma pionera en España en la distribución digital legal de cine. ¿Qué pudo salir mal?

Jordi Tamargo y David Martínez (acusados): Fueron los socios de Hoepfner con quienes García Sola trató el traspaso de Series Yonkis y Películas Yonkis a Burn Media SL. Estos dos cofundadores de esa empresa anunciaron a bombo y platillos que se desvinculaban de la misma el 26 de mayo de 2011 -fecha de la escritura pública de compraventa- para emprender nuevos proyectos. Se embolsaron cada uno, según el escrito de acusación de Egeda, 175.000 euros cada uno. Hoy están al frente de Billy, una empresa de gestión de publicidad móvil implicada en 2017 en una supuesta megaestafa telemática desmantelada por la Guardia Civil en la bautizada como operación Rikati, tal y como recuerda El Confidencial.

Egeda (acusación): Esta entidad de gestión de derechos de propiedad intelectual representa los intereses de los productores audiovisuales. Es decir, es ‘la SGAE de las series y las películas’, la entidad que se encarga de recaudar de forma colectiva los beneficios derivados de las obras audiovisuales en España.

Federación Antipiratería (FAP) (acusación): Ya extinta, que a su vez representaba las productoras y distribuidoras afectadas, como Columbia Tristar Home Entertainment, Sony Pictures Releasing de España, The Walt Disney Company Iberia, Twentieth Century Fox Entertainment españa, Warner Bros Video, Laurent Film Video Hogar, Manga Films, Universal Pictures Spain y Paramount Home Entertainment (Spain).

Dónde, cuándo

El juicio va a tener lugar en el juzgado penal número 4 de Murcia a partir del lunes, como ya se ha indicado anteriormente. El abultado sumario, de ocho tomos, aglutina todas las diligencias y pesquisas practicadas desde el 8 de junio de 2008.

Las investigaciones, como relata el escrito de la FAP, se remontan a la detección de un enlace de descarga a la producción argentina ‘La Antena’, denunciado por Sherlock Films ante la Guardia Civil el 14 de mayo de 2008.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído