En menos de 5 minutos tendrás tu primera “cerveza – antena”

Aumenta tu señal wifi con una simple lata de cerveza…o de Coca-Cola

El primer paso y fundamental es limpiar las latas de cerveza, dejar secar y cortar la parte inferior y superior de las latas, tal y como ves en la imagen.

Algunas veces, con un poco de voluntad y fantasía se pueden improvisar técnicas para construir aparatos potentes con el bonito marchamo de ‘hecho por uno mismo’.

A estas alturas del milenio, en la web se pueden encontrar todo tipo de consejos y tutoriales para que el bricolaje se rinda a nuestros pies.

Y para poder consultar la web desde cada rincón de casa, necesitamos que el wifi llegue a cada rincón de casa.

Si juntamos las dos ideas, bricolaje y wifi, veremos que con poco más que una lata de cerveza podemos aumentar la señal de forma muy efectiva.

El wifi en lata

El primer paso es vaciar la lata de cerveza. Adelante.

Si es de un tercio de litro en lugar de las habituales de un cuarto, mejor.

El siguiente paso es más aburrido: hay que lavar bien la lata, que no queden restos de cerveza.

Y después, basta con arrancar la lengüeta de la parte superior de la lata, según recoge Excite hoy 1 de enero de 2017.

La lata mágica

Ahora necesitaremos un cortador de buena calidad.

La lata se va a convertir en un repetidor del router, así que primero hay que cortar la parte inferior de la lata.

Unas buenas tijeras de cocina o de jardín bastarán si no se tiene una herramienta especializada.

Cerveza inalámbrica

En la parte superior de la lata también hay que hacer un corte similar, solo que aquí hay que dejar una pequeña solapa, que será la que servirá para colgar el amplificador de la antena del router.

Ahora, con las tijeras, hay que cortar lo que queda de la lata, que ya es casi solo un tubo, con un corte longitudinal, de manera que podamos abrir la lata, sin hacer un excesivo esfuerzo, para que adquiera una forma similar a la de las antenas de radar tradicionales.

El último paso es completar nuestra obra maestra montando el dispositivo de artesanía. Se fija la lata convertida en antena de radar a la antena del router usando cinta adhesiva de doble cara.

Hay que tener cuidado con los bordes cortados, porque pueden quedar afilados. Pueden limarse un poco para evitar accidentes. La recepción de señal wifi ha mejorado instantáneamente.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído