El crudo vuelve a los niveles de noviembre de 2016, cuando los países productores decidieron rebajar la oferta

La caída del precio del petróleo pone en jaque a la OPEP

La caída del precio del petróleo pone en jaque a la OPEP
Barril de petróleo y precio del crudo. PD

Cuando los países productores de petróleo se reúnan el próximo 25 de mayo en Viena tendrán que enfrentarse a una situación endemoniada.

El pasado noviembre de 2016 acordaron, por primera vez en ocho años, reducir la oferta de crudo con la esperanza de inflar los precios.

La estrategia funcionó a corto plazo, pero factores como el boom del fracking en EE UU y la producción en países como Libia han vuelto a arrastrar los precios por debajo de los 50 dólares por barril brent.

La caída es una buena noticia para economías como la española, pero supone un desafío mayúsculo para una industria en serias dificultades.

Cuando los países productores de petróleo se reúnan el próximo 25 de mayo en Viena tendrán que enfrentarse a una situación endemoniada.

El pasado noviembre acordaron, por primera vez en ocho años, reducir la oferta de crudo con la esperanza de inflar los precios. La estrategia funcionó a corto plazo, pero factores como el boom del fracking en EE UU y la producción en países como Libia han vuelto a arrastrar los precios por debajo de los 50 dólares por barril brent. La caída es una buena noticia para economías como la española, pero supone un desafío mayúsculo para una industria en serias dificultades.

Un largo listado de petroleras -ExxonMobil, BP, Chevron, Total y las españolas Cepsa y Repsol, entre otras- han presentado en los últimos días unos resultados inusualmente positivos para el primer trimestre del año.

Todas ellas adujeron como motivo el alza en los precios del petróleo que siguió a la reunión de la OPEP del 30 de noviembre. Pero el optimismo en una industria necesitada de buenas noticias no termina de cuajar.

Tras una temporada a la baja, los precios se desplomaron el jueves hasta tocar mínimos de los últimos cinco meses: el barril Brent -el de referencia en Europa- cayó a los 47 euros; y el West Texas estadounidense tocó los 44. Un día más tarde, la cotización se recuperó ligeramente.

Hay varios motivos que explican la tendencia bajista, como una mayor producción en Libia o Nigeria, unas existencias en EE UU que no caen como se esperaba, o una menor demanda en EE UU o China.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído