Unificado el modelo de receta pública y privada

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un decreto que establece un modelo único de receta con requisitos comunes para los medicamentos que la precisen, independientemente de que estén o no financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y de que se prescriban en la sanidad pública o privada, algo que no sucedía hasta ahora.

El texto normativo amplía también la capacidad de prescribir medicamentos a los podólogos, que se unen así a médicos y odontólogos como profesionales sanitarios con capacidad para indicar fármacos sujetos a receta médica.

Según este decreto, la receta que reciba el paciente deberá acompañarse de un documento de información, «de entrega obligada», en el que el profesional que prescriba el medicamento anotará las instrucciones adicionales sobre el tratamiento y las advertencias al farmacéutico para que realice la dispensación con las máximas garantías de seguridad y eficacia.

El nuevo modelo de receta posibilita tanto la dispensación de un medicamento en una sola vez como la dispensación sucesiva cuando se trate de tratamientos crónicos. De este modo, los pacientes con enfermedades crónicas evitarán visitar al médico exclusivamente para renovar las prescripciones, explica el Gobierno.

El decreto recoge igualmente los datos obligatorios que deberán incluir todas las recetas (nombre del paciente, del médico y del medicamento, posología, etc.) y establece la posibilidad de que contengan otros adicionales, específicos de determinados tipos. Por ejemplo, en las recetas para pacientes crónicos se incluirá la fecha prevista de dispensación y el número de dispensaciones sucesivas.

RECETA ELECTRÓNICA

Otra novedad del texto es la regulación del modelo de receta electrónica, que se está implantando progresivamente en el SNS. La norma recoge las características de este tipo de receta, así como los requisitos de coordinación necesarios para que se garantice su funcionalidad en los pacientes desplazados, de manera que dispongan de su medicamento en cualquier farmacia del territorio español.

Entre las ventajas de la receta médica electrónica destaca la posibilidad de multiprescripción de fármacos para los tratamientos de duración máxima de doce meses, si bien, para evitar acumulaciones en el domicilio del paciente, se establece que en cada dispensación no se podrá superar el tratamiento equivalente a un mes de duración.

La norma aprobada este viernes por el Gabinete regula asimismo las llamadas órdenes de dispensación hospitalaria, que son las que se extienden en los hospitales para la dispensación de medicamentos por parte de los servicios de Farmacia Hospitalaria a pacientes no ingresados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído