NEUROCIENCIAS

¿Sabías que la estimulación cerebral reduce las ansias de violencia sexual?

Es la conclusión de un estudio que aplicó corriente a la corteza prefrontal

¿Sabías que la estimulación cerebral reduce las ansias de violencia sexual?
Cerebro, inteligencia artificial, robot, tecnología y ciencia. PD

Estimular la corteza prefrontal, la parte del cerebro responsable de controlar ideas y comportamientos complejos, puede reducir la intención de una persona de cometer actos violentos en más del 50%. Esa es la conclusión de un estudio realizado por expertos de la Universidad Tecnológica de Nanyang y la Universidad de Pensilvania publicada en el Journal of Neuroscience. De hecho, el uso de la estimulación transcraneal de corriente directa, aumentó la percepción de que los actos de agresión física y sexual eran moralmente incorrectos, según recoge Juan Scaliter en quo.

“La capacidad de manipular aspectos complejos y fundamentales de la cognición y el comportamiento desde fuera del cuerpo tiene tremendas implicaciones sociales, éticas y posiblemente legales – señala Roy Hamilton, líder del estudio, en un comunicado –. Históricamente no hemos adoptado este tipo de enfoque a las intervenciones en torno a la violencia, pero su aplicación podría ser importante. Solo hicimos una sesión de 20 minutos y vimos un efecto. ¿Qué pasaría si tuviéramos más sesiones? ¿Qué pasaría si lo hiciéramos tres veces a la semana durante un mes?”.

Para sacar estas conclusiones, el equipo de investigación realizó un ensayo de control doble ciego en 81 adultos sanos de 18 años o más que fueron divididos en dos grupos. El primero recibió estimulación en la corteza prefrontal durante 20 minutos; el segundo, el grupo placebo, recibió una corriente baja durante 30 segundos.

Después los científicos presentaron a los participantes dos escenarios hipotéticos sobre abuso y violencia física y sexual, y les pidieron que calificaran en una escala de 0 a 10 (donde 0 no era una posibilidad y 10 era 100 por ciento) la probabilidad de que llevaran a cabo un acto similar. En los miembros del primer grupo la estimulación disminuyó su intención de llevar a cabo un acto de violencia física o sexual en un 47 y 70 %. Los participantes también calificaron en la misma escala de 0 a 10 cuán moralmente incorrectos creían que eran los escenarios.

VÍDEO DESTACADO: Esta empresaria quiere curar cerebros desde casa

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído