El PP ve «mucho ruido y pocas nueces» en el trabajo de sanidad durante la Presidencia española de la UE

Carmen Riolobos, senadora por el Grupo Parlamentario Popular, consideró este jueves que el trabajo del Gobierno, y especialmente del Ministerio de Sanidad y Política Social, durante la Presidencia española de la UE, ha supuesto «mucho ruido y pocas nueces», una percepción opuesta a la del Ejecutivo, que calificó de «positivo» el balance final de esta etapa.

Riolobos, que no tuvo problema en felicitar a la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, por los «pasitos» logrados en ámbitos como el de los trasplantes, se mostró convencida sin embargo de que la Presidencia española de la UE en 2010 pasará a la historia «con más pena que gloria», porque en ella se han evidenciado «grandes errores», pese a que el Gobierno hable de «éxitos que nadie ve».

La senadora popular hizo estas reflexiones en la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, donde la titular de Sanidad repasó el trabajo realizado por su departamento durante los últimos seis meses y lo calificó de «extraordinariamente importante».

Para el Grupo Popular, la Presidencia española de la UE «no ha sido buena» ni para las personas con problemas de salud, ni para quienes tienen apuros sociales.

A juicio de Riolobos, «se ha avanzado poco» en lo referido a la sanidad digital, en la prevención del consumo de alcohol entre los menores, en la venta de fármacos falsificados por Internet y en la salud mental.

Un capítulo aparte merece para los populares la gestión de la crisis aeroportuaria provocada por la nube de ceniza que dejó el volcán islandés en primavera, que, a su parecer, Consumo afrontó con «pasividad total y silencio sonoro».

«PLENAMENTE SATISFACTORIA»

En clara oposición a la percepción popular se mostró la ministra, el Grupo Socialista y también la Entesa, que calificó la labor de Sanidad y Política Social durante la Presidencia española de la UE de «plenamente satisfactoria».

Para Joan Sabaté, de la Entesa, «se ha avanzado mucho» en atención a la discapacidad, si bien, reconoció, queda todavía bastante camino por recorrer, algo que a su juicio será más fácil con la propuesta española de reconocer el trabajo de la ciudad europea que más haga por mejorar la accesibilidad.

En este sentido, Jiménez aseguró sentirse «especialmente orgullosa» del acuerdo adoptado por la Comisión Europea y los estados para elegir cada año la capital europea de la accesibilidad, ya que permitirá promover la eliminación de barreras y la usabilidad de las ciudades por parte de todos.

En general, dijo la ministra, España ha logrado el cumplimiento de los grandes objetivos prioritarios del semestre de la Presidencia española rotatoria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído