Pero no se percataron de un importante detalle

¿Sabías que las huellas de la Luna no concuerdan con las de las botas de los astronautas?

Hace poco, surgió en Internet una nueva teoría sobre el aterrizaje en la Luna

¿Sabías que las huellas de la Luna no concuerdan con las de las botas de los astronautas?
Huellas en la Luna RS

Estas fueron las palabras míticas de la llegada del hombre a la Luna:

“Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”…

Como todos sabemos, el 20 de Julio de 1969, Neil Armstrong pisaba la Luna con su pie izquierdo, dejando la primera huella humana. Pero seguro que también sabéis que hay teorías que desmienten que todo esto pasara en realidad, según sq.

Hay que destacar que una de las supuestas pruebas sugiere que Armstrong ni siquiera llevaba las botas que se requerían para dar ese paso. Para apoyar esta afirmación, ha corrido como la pólvora una foto del traje espacial de Neil Armstrong usado en el Apolo 11, tomada por el astrónomo Phil Plait en el museo Smithsonian, con una foto de la misión en sí.

No hay que olvidar que aunque Armstrong y sus compañeros llevaron el traje A7L que se ve en la foto, no era el único equipamiento con el que contaban… como, por ejemplo, unas sobre-botas con las suelas en bandas. Además, hay que mencionar que la huella de la otra foto ni siquiera es de Armstrong. Según la NASA, en realidad pertenece a Buzz Aldrin.

La misión de las sobre-botas era la de proporcionar protección extra contra las rozaduras, roturas y el polvo al traje espacial básico. Las huellas que dejaban son muy particulares, y se pueden ver en muchas fotos de la misión. Pero, si todavía eres escéptico, puedes acercarte a la Luna a mirar más de cerca: según la NASA, “las primeras huellas en la Luna estarán ahí por un millón de años. No hay viento que las borre”.

Por supuesto, la duda es por qué estas sobre-botas no están en el museo como el resto del equipamiento de Armstrong. Pero la explicación es simple: la tripulación del Apolo 11 dejó alrededor de 100 objetos en la Luna, como medida para librarse de peso adicional, y está lista incluye las famosas sobre-botas.

Recordad también las palabras de Armstrong, que afirmó que el mayor logro de la misión no fue dar esos pasos… sino aterrizar el módulo lunar.

“Los pilotos no sienten un placer especial en caminar, a los pilotos les gusta volar. Nos enorgullecemos de un buen aterrizaje, no de salir del vehículo”, dijo.


CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído