Una petición para frenar su nombramiento no llega ni a 3.500 firmas de los 70 millones de fieles

Tobin se perfila como nuevo arzobispo de Washington pese a los intentos de los ultras de boicotearle

El actual arzobispo de Newark podría llegar a la capital tan pronto como en las próximas tres semanas

Tobin se perfila como nuevo arzobispo de Washington pese a los intentos de los ultras de boicotearle
Joseph William Tobin

Hay "una probabilidad de 75-80%" de que Tobin, el actual arzobispo de Newark, Nueva Jersey, suceda a Wuerl "en las próximas tres semanas"

(Cameron Doody).- Se busca arzobispo de Washington desde la renuncia del cardenal Donald Wuerl hace ya un par de semanas. Se trata de un nombramiento importantísimo, con el que el Papa tiene la oportunidad de enderezar a una Iglesia estadounidense a la deriva en medio de la crisis de abusos. Pero los ultras no quieren un obispo ‘francisquista’. O eso es al menos lo que desprende de la noticia de que han organizado una petición para que no sea nombrado a la sede capitalina el favorito para el puesto, el cardenal Joseph Tobin.

La última hora desde Washington es que ya hay «una probabilidad de 75-80%» de que Tobin, el actual arzobispo de Newark, Nueva Jersey, suceda a Wuerl «en las próximas tres semanas». Hasta el punto en el que la cancillería de la capital ya «está preparándose» para la inminente llegada de Tobin. Pero, ¿qué es lo que aconsejan los ultras ante la inminente venida de uno de los ‘hombres fuertes’ del Papa en los Estados Unidos, nombrado por Francisco al colegio cardenalicio en 2016? «Armar lío para pararlo». Al menos una fuente cercana a la cancillería estaría de acuerdo con la idea.

Eso de armar un «lío» de último minuto es la última ocurrencia de un sector de la Iglesia estadounidense que se ha puesto de lado del arzobispo Carlo Maria Viganò, y no el Papa, a cuenta del escándalo McCarrick. Este sector pensaba que Francisco se vería forzado a ‘castigar’ a sus aliados más cercanos en la Iglesia de EEUU -Tobin, el cardenal Blase Cupich de Chicago y el obispo Robert McElroy de San Diego- por su supuesta asociación con el ya ex-cardenal de Washington apartados por supuestos abusos. Pero no ha sucedido nada por el estilo, y los ultras están asustadísimos. Hasta tal punto en que han organizado una campaña de recogida de firmas para pedirle al nuncio en los EEUU, Christoph Pierre, que frene el inminente nombramiento de Tobin.

A juzgar por el número de firmas que han conseguido en su plataforma en change.org, no obstante, la petición ha sido un sonoro fracaso. De los más de 70 millones de católicos que hay en los EEUU, ni incluso 3.500 se han unido a la petición a la hora de escribir este artículo. Y eso pese a que los ultras señalan que el arzobispo de Washington no es solo un líder de la Iglesia local, sino de la nacional y hasta de la global.

Pero como también reconocen los ultras, hace falta «un fuerte defensor de la Fe en este puesto crucial» de arzobispo de Washington. Y es precisamente por eso que a Tobin el puesto le caería como anillo al dedo. Puede que el arzobispo de Newark no sea ‘santo de devoción’ de los católicos más conservadores, pero difícilmente podría decirse que no esté con el sucesor de Pedro.

 



Tuit que anima a los fieles a «armar lío» para parar el nombramiento de Tobin
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído