PEDERASTIA EN LA IGLESIA

La Audiencia de Barcelona deja en libertad al exprofesor de los Maristas condenado a 21 años por abusos

La Audiencia de Barcelona deja en libertad al exprofesor de los Maristas condenado a 21 años por abusos
El exprofesor de los Maristas, Joaquín Benítez. EP

El pederasta confeso Joaquín Benítez sigue sin pisar la cárcel (Condenan a 21 años de prisión al profesor de los Maristas acusado de abusos a menores).

El exprofesor del colegio Maristas de Sants-Les Corts, Joaquín Benítez, permanecerá en libertad. La Audiencia de Barcelona ha rechazado este martes 7 de mayo de 2019 su ingreso inmediato en la cárcel, a pesar de haber sido condenado a 21 años y nueve meses por abusar sexualmente de cuatro alumnos de entre 12 y 14 años durante el 2006 y el 2009.

El tribunal sostiene que no hay razones «objetivas» para acordar su encarcelamiento y recuerda que la sentencia todavía no es firme, pues cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). La defensa ha anunciado que lo hará. El plazo vence el próximo lunes.

Los magistrados de la Sección 21 de la Audiencia de Barcelona mantienen, por lo tanto, la libertad provisional para Benítez, con las medidas cautelares dictadas por el juez instructor en febrero de 2016. Es decir, comparecencias semanales, retirada de pasaporte y prohibición de salir de España, así como orden de alejamiento hacia las víctimas.

El tribunal argumenta en su auto que «no se aprecian razones objetivas que justifiquen, desde el punto de vista de la excepcionalidad de la prisión provisional y de las circunstancias del caso concreto, una modificación de la situación personal del procesado, en tanto no gane firmeza la sentencia dictada».

A su entender, las medidas vigentes y acordadas en febrero del 20016 por el juez instructor «se han mostrado eficaces hasta la fecha, y no se aportan elementos actuales que modifiquen el pronóstico de riesgo».

Los jueces recuerdan que «la adopción de la prisión que se solicita en este momento procesal es una medida de naturaleza cautelar, pues la sentencia condenatoria, si bien ha puesto fin al proceso en primera instancia, no es todavía firme en tanto que no ha precluído el plazo para la interposición de recurso de apelación ordinario».

Por ello, los jueces mantienen que «aun estando penado, no cabe amparar la medida de prisión que se solicita en el hecho de la condena ni mucho menos convertirla en una «ejecución provisional» de la misma, por ser ello contrario al derecho a la libertad garantizado por la Constitución».

La Fiscalía de Barcelona, los abogados de las víctimas y las acusaciones populares, ejercidas por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad, solicitaron este lunes que el pederasta confeso ingresara en prisión por el riesgo de fuga y de reincidencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído