"La no violencia es una exigencia de responsabilidad a todos los niveles"

Francisco denuncia los «escandalosos gastos en armamentos», mientras muchos mueren de hambre en el mundo

El Papa pide a los embajadores usar la negociación para "promover la paz y rechazar la violencia"

Francisco denuncia los "escandalosos gastos en armamentos", mientras muchos mueren de hambre en el mundo
Francisco, el Papa de la Paz AGencias

Quienes cubren cargas institucionales a nivel nacional o internacional están llamados asumir en la propia conciencia y en el ejercicio de sus funciones, un estilo de vida no violento, que no es sinónimo de debilidad o pasividad

(Jesús Bastante/RV).- En mitad de un mundo «marcado por las guerras y los conflictos», el Papa Francisco recordó a los líderes políticos la obligación de «promover la paz y rechazar la violencia» adoptando «el diálogo y las negociaciones como método para resolver los conflictos».

Durante su audiencia a los embajadores ante la Santa Sede de Burundi, Fiyi, Mauricio, Moldavia, Suecia y Túnez, a quienes recibió esta mañana en la Sala Clementina, Bergoglio insistió en esa «violencia difundida«, que se manifiesta también en el día a día, y recalcó que la elección de la vía no violenta «se vuelve cada vez más una exigencia de responsabilidad a todos los niveles, desde la educación familiar al compromiso social y civil, hasta la actividad política y las relaciones internacionales».

«Quienes cubren cargas institucionales a nivel nacional o internacional están llamados asumir en la propia conciencia y en el ejercicio de sus funciones, un estilo de vida no violento, que no es sinónimo de debilidad o pasividad sino, al contrario, supone fuerza de ánimo, coraje y capacidad de enfrentar las cuestiones y conflictos con honestidad intelectual, buscando realmente el bien común primero y más que cualquier interés parcial ya sea ideológico, económico o político«, subrayó el Papa, quien apuntó que «éste es el camino para seguir en el presente y en el futuro. Éste es el camino de la paz».

«La Iglesia Católica está llamada a transmitir y dar testimonio de aquellos valores espirituales y morales que están fundados en la naturaleza misma del ser humano y de la sociedad», apuntó Bergoglio, quien recalcó que dichos valores son «comunes a todos los que persiguen la promoción del bien común».

Entre ellos, el fundamental es la paz, en cuyo nombre todos los Papas, desde hace medio siglo, celebran el 1 de enero las Jornadas Mundiales. La de este año, bajo el lema «La no violencia, estilo de una política para la paz».

Para Francisco, el camino de la paz «no es el camino proclamado con palabras, pero negado de hecho persiguiendo estrategias de dominio y sostenidas por escandalosos gastos para los armamentos, mientras tantas personas son privadas de lo necesario para vivir».

«Es mi deseo y el de la Santa Sede -concluyó Bergoglio- llevar adelante juntos con los Gobiernos de vuestros países este proceso de promoción de la paz, así como otros valores que contribuyen al desarrollo integral del ser humano y de la sociedad».

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído