"Se hizo cargo de una paternidad que no era la suya, sino que provenía del Padre"

Francisco reivindica a San José, «el hombre del silencio, de la obediencia silenciosa»

"Si Jesús hombre aprendió a decir 'papá', a Dios, lo aprendió de la vida, del testimonio de José"

Francisco reivindica a San José, "el hombre del silencio, de la obediencia silenciosa"

José no fue a consolarse con sus amigos, no fue al psiquiatra para que interpretara el sueño... No. Creyó. Y fue adelante. Tomó en sus manos la situación

(J.B./VaticanNews).- «El hombre del silencio, de la obediencia silenciosa«. El Papa Francisco reivindicó esta mañana a San José, que «creyó y obedeció», y desempeñó el papel de padre de niño Jesús que, en una semana, vuelve a nacer en Belén.

«Se hizo cargo de una paternidad que no era suya, sino que provenía del Padre, e hizo crecer al Niño Jesús llevándolo hasta la madurez del hombre», subrayó Bergoglio en su homilía de la misa de Santa Marta.

Y es que José es el maestro para «caminar en la oscuridad», o «escuchar la voz de Dios en silenio». Un hombre que, como recordó el Papa, tuvo dudas y sufrió por las murmuraciones, especialmente cuando comenzaron a ser «visibles» los signos de la maternidad de María, tras regresar de casa de su prima Isabel.

«Él no comprendió, aunque sabía que María era una mujer de Dios», por lo que había decidido «dejarla en silencio», sin acusarla públicamente de adulterio. Un hombre justo que recibió la visita de un ángel, que se le aparece en sueños y le explicó que su hijo «provenía del Espíritu Santo».

«José luchaba por dentro y en esa lucha, la voz de Dios: «Pero levántate – ese ‘levántate’ (que aparece) tantas veces al inicio de una misión en la Biblia: ‘¡Levántate!’ – toma a María, llévala a tu casa. Hazte cargo de la situación: toma en tus manos esta situación y ve adelante». José no fue a consolarse con sus amigos, no fue al psiquiatra para que interpretara el sueño… No. Creyó. Y fue adelante. Tomó en sus manos la situación. Pero, ¿qué debía tomar José en sus manos? ¿Cuál era la situación? ¿De qué cosa José debía hacerse cargo? De dos cosas. De la paternidad y del misterio«, recalcó el Papa.

 

 

José decidió «hacerse cargo» de la paternidad, reveló Francisco, para que se cumpliera la genealogía de Jesús. «Él se hizo cargo de una paternidad que no era suya: venía del Padre. Y llevó adelante la paternidad con lo que significa: no sólo sostener a María y al Niño, sino también hacer crecer al Niño, enseñarle un oficio, llevarlo a la madurez de hombre. ‘Hazte cargo de la paternidad que no es tuya, es de Dios‘. Y esto, sin decir una palabra. En el Evangelio no hay ninguna palabra dicha por José. El hombre del silencio, de la obediencia silenciosa».

San José, añadió el Papa, «toma en sus manos este misterio y ayuda: con su silencio, con su trabajo, hasta el momento en que Dios lo llama a sí». «De este hombre que se hizo cargo de la paternidad y del misterio, se dice que era la sombra del Padre: la sombra de Dios Padre. Y si Jesús hombre aprendió a decir «papá», «padre», a su Padre que conocía como Dios, lo aprendió de la vida, del testimonio de José: el hombre que custodia, el hombre que hace crecer, el hombre que lleva adelante toda paternidad y todo misterio, pero que no toma nada para sí mismo», concluyó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído