Las autoridades francesas apagan la llama olímpica y la meten en un autobús

Las autoridades francesas apagan la llama olímpica y la meten en un autobús

(PD/Agencias).- La antorcha olímpica de los Juegos de Pekín fue apagada este lunes por las protestas de un grupo de manifestantes pro tibetanos poco minutos después de que comenzara su recorrido por la Ciudad de la Luz, lo que obligó a las autoridaDes a introducirla en un autobús.

Para evitar incidentes, las autoridades habían movilizado un dispositivo de seguridad impresionante, con unos 3.000 agentes y una «burbuja de seguridad» de 200 metros en torno a la antorcha y sus 80 portadores que se relevarán a lo largo de los 28 kilómetros del recorrido desde la Torre Eiffel hasta el estadio Charléty.

Estas medidas extremas de seguridad se habían decidido antes de que el paso de la llama olímpica este domingo por Londres generara incidentes, incluidos intentos de manifestantes de apagar la simbólica llama.

Por otro lado, Kourchner ha reiterado que Francia «no impone condiciones» a China, en alusión a la presencia de Nicolas Sarkozy en la apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín.

«La palabra ‘condiciones’ no está en el vocabulario del presidente de la República y, si se está en la diplomacia, no se imponen condiciones a un país como China», afirmó Kouchner en la televisión ‘LCI’. Recordó, sin embargo, que Francia «sigue la evolución» de forma constante la evolución de la situación entre China y el Tíbet,

El presidente Sarkozy ha indicado públicamente en varias ocasiones que tomará una decisión sobre su asistencia a la ceremonia de apertura de los Juegos de Pekín «llegado el momento», en función de cómo evolucionen los acontecimientos.

Con motivo del paso por París de la antorcha olímpica de los Juegos de Pekín, diversas asociaciones y la comunidad tibetana han previsto manifestaciones para denunciar la represión china en el Tíbet y las violaciones de los derechos humanos en China

«Probablemente habrá manifestaciones en torno a la llama», reconoció Kouchner, que se había reunido el pasado sábado con representantes de asociaciones de derechos humanos.

Por otra parte, Kouchner reconoció que la secretaria francesa de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, había hablado de «condiciones» a la presencia de Sarkozy en la ceremonia de apertura de los Juegos de Pekín antes de retirar el término el pasado sábado.

Después de que, en una entrevista con un diario, Yade citara tres condiciones «indispensables», entre ellas que China dialogue con el Dalai Lama, para que Sarkozy fuera a Pekín, y luego negara haberlo dicho, Kouchner y el portavoz del Gobierno, Luc Chatel, insistieron en que no hay condiciones.

Pensar que la política exterior se resume en una actitud estricta de seguimiento de los derechos humanos es una ilusión. Hay que decir a la población (…) que no es así como se dirige un país.

El temor a protestas e incidentes por la llama olímpica se ha extendido al resto de países que recibirán el fuego. Es el caso de Argentina, donde el presidente del Comité Olímpico argentino, Juilo Cassanello, ha manifestado que «no puedo prever lo que va a pasar en Buenos Aires» cuando la antorcha llegue procedente de San Francisco.

Mientras el presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, ha afirmado que está «profuntademente preocupado por las últimas protestas por Tíbet.

«Estoy muy preocupado por la situación internacional que se ha creado y lo que ha ocurrido en Tíbet», señaló el presidente en una reunión de la Asociación de Comités Olímpicos nacionales.

El relevo de la antorcha ha sido el objetivo y esto nos preocupa, por eso, pedimos una solución rápida y pacífica en Tíbet.

China condena los ataques

Este domingo, el fuego olímpico sufrió un intento de sabotaje en Londres, cuando unos activistas quisieron apagarla con un extintor y arrebatársela a un par de portadores [Vea el vídeo], y se espera que las próximas etapas, como San Francisco, sean también escenarios de reivindicaciones independentistas y pro derechos humanos al paso de la llama olímpica.

El Gobierno chino ha condenado las «infames fechorías» de los manifestantes que atacaron la llama. El portavoz de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 insistió en que la antorcha representa la grandeza de los ideales olímpicos de «paz, amistad y armonía» y por este motivo China decidió enviarla hacia una procesión global para animar a la gente «a que juntos construyéramos un mejor mañana».

Los activistas escogieron puntos estratégicos en los que hacer su aparición para llamar la atención sobre el conflicto con acciones como la de intentar subirse al vehículo desde el que la antorcha partió de Wembley.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído