Unas 160.000 personas han visitado la Sagrada Familia durante las puertas abiertas

Un total de 158.800 han visitado el templo de la Sagrada Familia durante los cuatro sábados de puertas abiertas que el Patronato de la basílica puso en marcha los días 8, 15, 22 y 29 de enero.

La apertura gratuita de la basílica desbordó las previsiones de los organizadores, que buscan una fórmula para combinar las visitas gratuitas ocasionales con la entrada de pago turística.

La primera jornada se registró la entrada de 19.800 visitantes, dato que se disparó en la segunda, que alcanzó los 43.000.

La masiva afluencia de ciudadanos obligó a la entidad a ampliar el horario de visita, que inicialmente era de 9 a 14 horas, pasando a abrir hasta las 18 horas.

El horario más flexible no redujo las colas, y mientras que el segundo día se habían registrado esperas de una hora y media, durante la tercera jornada se llegó a las cuatro horas de espera.

En el tercer día visitaron el templo unas 51.000 personas y la masificación fue tal que la Guardia Urbana intentó disuadir a los ciudadanos mediante avisos en los paneles informativos del metro y en el centro de la ciudad.

Ese día, la policía local desplegó un dispositivo de seguridad y organizó las colas en ‘zig zag’ para disminuir las molestias, además de tener que cortar la circulación de la calle Sardenya, entre Provença y Rosselló.

Durante este sábado, último de gratuidad, han sido 45.000 las personas que han accedido al templo, con colas de espera de hasta una hora y media.

El presidente del Patronato, Joan Rigol, ha explicado que se plantean ampliar la posibilidad de visitar la basílica sin pagar, aunque no de forma permanente, ya que consideran que se debe seguir cobrando entrada para financiar las obras.

«Habrá que pensar cómo y a qué ritmo se permite a los ciudadanos seguir visitándola de forma gratuita, por la vía de puertas abiertas o del culto», ha indicado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído