Los titulares no dieron la talla y el Bernabéu sufrió hasta el último instante

Marcelo salva al ‘Equipo A’: Real Madrid 2 – Valencia 1

El Real Madrid gana al Valencia (2-1) con un gol de Marcelo a cuatro minutos del final

Marcelo salva al 'Equipo A': Real Madrid 2 - Valencia 1
Marcelo (REAL MADRID). RM

El equipo de Zidane se sobrepuso a un golazo de falta de Parejo cuando ganaba 1-0 y terminó llevándose los tres puntos gracias a un tanto del lateral brasileño

Victoria del Real Madrid ante el Valencia (2-1) para ponerse líder provisional y seguir dependiendo de sí mismo para llevarse el título de Liga.

La consiguió cuando el ‘Equipo A’ se tambaleaba en la cornisa, en los últimos minutos de partido, como tantas veces ha hecho este año.

El artífice del triunfo y héroe de la remontada de este 29 de abril de 2017 fue Marcelo, autor del gol de la victoria a falta de cinco minutos.

Antes, el Real Madrid se adelantó con un gol de Cristiano, que falló después un penaltí y que igualó Parejo en la segunda mitad con un lanzamiento de falta sobresaliente.

EL PARTIDO

El Bernabéu pitó algún exceso de individualismo de Cristiano, el duermevela permanente de Benzema y el tono gris oscuro del equipo antes de que Marcelo hiciera la proeza.

El Real Madrid de ‘gala’, sin Isco, careció de juego interior y se vio atrapado por una salida ambiciosa, presionante e inteligente del Valencia, que se abalanzó sobre Modric y Kroos y le cambió el metabolismo al partido.

A los 59 segundos Mina estrelló una pelota contra el palo. A partir de ahí, el excéltico, Munir, Orellana y Nani patearon el frente de ataque con sentido y Carlos Soler y Parejo le dieron cuajo al equipo en la salida de la pelota.

Antes y después del gol, fue un Madrid de tarifa plana, que sólo se arrimó desde lejos o en estrategia y nunca tuvo el partido en la mano.

James, el único que se coló entre los innegociables, luce menos entre ellos. Su fútbol, más combinativo, va más con los otros, aunque estuviese por encima de la media.

Cristiano sólo aparece como rematador de última instancia y Benzema es ejemplo de talento mal entendido por falta de constancia.

Conclusión: juegan mejor y ganan más fácil los del ‘Equipo B’, que los del ‘A’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído