Ogier se proclama tricampeón del mundo de rallys

El piloto francés Sébastien Ogier (Volkswagen) se ha proclamado campeón del mundo de Rallys por tercera vez en su carrera tras ganar este domingo el Rally de Australia, y entró así en el exclusivo club de campeones mundiales que poseen más de dos títulos en sus vitrinas.

«Es una temporada increíble, la mejor de mi vida. No he cometido errores y he tenido buenas actuaciones. Este era el rally más difícil de abrir pista y nos alegramos de haberlo ganado. Es la manera perfecta de conseguir mi tercer título», afirmó tras ganar su séptima victoria de la temporada.

Con este título se convirtió en uno de los pocos pilotos que han logrado más de dos títulos, junto al también francés Sébastien Loeb, que posee nueve y los filandeses Juha Kankkunen y Tommi Mäkinen, ambos con cuatro cada uno.

Ogier ha sido el más rápido en los últimos siete tramos del rally celebrado en Nueva Gales del Sur, pasando de la cuarta a la primera plaza y superando por 12.3 segundos a su compañero de equipo en Volkswagen, el finlandés Jari-Matti Latvala. El norirlandés Kris Meeke ha finalizado tercero 20.3 segundos más atrás.

El piloto francés ha tenido que hacer frente a duras condiciones en las dos primeras jornadas, cuando tuvo que barrer toda la tierra suelta de los tramos al ser el encargado de abrir pista. A pesar de ello fue capaz de arrebatarle el liderato a Meeke en el último tramo del sábado, posición que ya no abandonó.

El doblete de Volkswagen aseguró el tercer título de marcas para el equipo alemán, que ha tenido un pequeño susto cuando a Latvala se le ha encendido un chivato por problemas con el alternador. El finlandés ha tenido que montar una correa nueva para hacerse con la segunda posición final.

Meeke admitió que no pudo responder al ritmo de los Polo R; habiendo comenzado la jornada tan sólo tres décimas por detrás de Ogier, después de haber contado con una posición de salida más propicia para las dos primeras etapas, el británico cayó rápidamente hacia atrás y parecía que iba a conceder el tercer puesto al noruego Andreas Mikkelsen (Volkswagen Polo R WRC).

Sin embargo, el escandinavo llegó tarde a la asistencia de mediodía y recibió una penalización de 10 segundos que concedió a Meeke el respiro que necesitaba con su Citroën DS 3. Finalmente, el piloto norirlandés terminó 5.9 segundos por delante de Mikkelsen, poniendo fin a una mala racha de resultados.

El campeonato vuelve al asfalto para la undécima prueba de la temporada, que se disputará el próximo mes. El Rally de Francia tendrá lugar en Corte del 1 al 4 de octubre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído