Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Elecciones en Galicia (II): el PP ¿víctima de sí mismo o cómplice de Conde?

Se acelera deterioro esquema tripartito (PP-PSOE-BNG) que ha dominado Galicia en los últimos decenios. Veamos hoy en qué medida este deterioro afecta al PP, para tratar otros días sobre el PSOE y el BNG. Parece que el PP está cometiendo gravísimos errores tácticos y estratégicos. Cabe también considerar la posibilidad de que esta (al menos aparentemente) táctica suicida se deba a un oculto «plan B» para mitigar el castigo de la abstención y la fuga de votos a UPyD.

1. Perspectivas del PP antes de la convocatoria electoral: fuga de votos a la abstención y a UPyD
Un análisis de los resultados de las elecciones generales de noviembre de 2011 en Galicia mostraban que mientras en Lugo y Coruña los resultados habían mejorado, en Pontevedra y Orense el PP había perdido impulso. Como dije aquí, esas elecciones eran un aviso para el PP. El asunto era especialmente importante en la provincia de Pontevedra, una de las dos más pobladas.
No es ningún secreto que, hasta hace unos meses, el PP iba a sufrir una considerable pérdida de votos que, en gran medida, se iban a dirigir a la abstención y en parte a UPyD. Con el sistema de partidos actualmente existente en Galicia parecía claro que los votos descontentos obtenidos en su día por el PP en marzo de 2009 iban a decantarse por la abstención o por UPyD.

2. Pontevedra: el punto negro en el horizonte electoral del PP
Como ya he dicho aquí, en Pontevedra se han acumulado varios elementos que juegan en contra del gobierno regional del PP presidido por Núñez:
– es la provincia que ha resultado más perjudicada con la desaparición de «Caixanova» como resultado de la ruinosa fusión de esa caja con la quebrada «Caixa Galicia» que impulsó de forma personal el presidente regional, Núñez;
– es la provincia más afectada por la estafa de las «preferentes», donde se ve, con escándalo, que se inyectan miles de millones de euros en la desahuciada caja-banco producto de la fusión promovida por el gobierno regional… al tiempo que se rechaza la devolución del 100% de las cantidades entrampadas en las «preferentes»;
– es la provincia donde más fuerza tiene el movimiento de defensa de los derechos lingüísticos, «Galicia Bilingüe», que ha visto defraudadas las promesas hechas en las anteriores elecciones.
Todas estas circunstancias adversas se han ido agravando después de las elecciones generales de noviembre de 2011.

3. Primer error táctico: situar como cabeza de lista del PP en Pontevedra… al político del PP que más rechazo suscita en Pontevedra.
En este contexto: ¿quien puede entender que se presente como cabeza de lista por Pontevedra… el político que más rechazo suscita en Pontevedra? Pues por asombroso que parezca, así es. Alberto Núñez es:
– la persona que más rechazo suscita en la ciudad de Vigo debido al sacrificio que se hizo de la Caja allí asentada;
– la persona que suscita amplio rechazo en las comarcas del Rosal, del Salnés, del Morrazo, donde son miles y miles las personas afectadas por las «preferentes» (cada una, no se olvide, con una familia detrás);
– la persona que suscita el más absoluto rechazo de la asociación «Galicia Bilingüe que tiene su mayor implantación… en la provincia de Pontevedra.

A mi juicio, la decisión de Núñez de presentarse por Pontevedra es un gravísimo error que creo que se va a pagar en las urnas. En lugar de presentar a alguien que, si no es al menos querido, no produzca rechazo, se ha presentado en la provincia más conflictiva al personaje que suscita mayor desaprobación.

4. Segundo ¿error? táctico: situar a Mario Conde en el centro del debate electoral.
Junto al anterior error, el PP, y muy especialmente su jefe en Galicia, el candidato-presidente Núñez, han cometido otro que es el situar a Mario Conde en el centro del debate electoral. El error es tan garrafal que hay quien se malicia si en realidad la aparición del financiero no es un error, sino una maniobra diseñada por el propio PP.
Núñez, ha situado en el centro del debate a Conde con declaraciones y la actual oposición ha instado a Núñez a aclarar si piensa pactar con el partido liderado por Conde. Prestándose al juego de hacer publicidad a Conde, Núñez ha manifestado su rechazo a pactar con Conde, que ha sido contestado por el financiero diciendo que él sólo pactaría con el PP si Núñez no es el presidente.
Es evidente, como se puede deducir de estos hechos, que el candidato-presidente Núñez ha situado a Conde en el centro de las elecciones. Y esto, se mire como se mire, parece que sólo puede tener dos lecturas:
– o estamos ante un error táctico garrafal del PP;
– o estamos ante un plan oculto para que una parte sustancial del voto descontento del PP (que iría a la abstención o a UPyD) pueda ser recogido por Conde… y luego «devuelto» en la sesión de investidura. Esta operación quedaría facilitada por el hecho de que gran parte de los candidatos del partido de Conde (SCyD) provienen del PP.
Si este supuesto plan oculto realmente existe, no es menos cierto, que se presenta un riesgo y es que este trasvase de votos a SCyD implique una transferencia de votos del PP a SCyD… sin que luego esa transferencia de votos pueda traducirse en los escaños suficientes para garantizar al PP la presidencia de la Xunta:
¿qué ocurriría si los votos de SCyD no alcanzan en Pontevedra o Coruña el mínimo necesario para entrar en el reparto de escaños (un 5%)?
¿qué ocurriría si SCyD en Lugo y Orense resta al PP votos clave en el eventual reparto de escaños?

5. Tercer error táctico: anunciar a la opinión pública en la pre-campaña un importante contrato con PEMEX en términos que no eran exactos.
El día 19 de septiembre, el candidato-presidente Núñez asistió a la firma del contrato para la construcción de dos buques entre, por un lado, «PEMEX» y, por otro, los astilleros «Navantia» y «Barreras». Ese acto, que fue protagonizado por el candidato-presidente, a pesar de que él no era firmante del contrato, fue difundido en la página web de la Xunta. La Junta Electoral de Galicia, conociendo de un recurso del PSOE, estableció que el PP había infringido la ley electoral y ordenó retirar la información de la página web de la Xunta por considerar que se ha cometido una «infracción» de la Loreg en su artículo 50, que fija los límites de las campañas institucionales y de los actos de inauguración realizados por los poderes públicos en período electoral.
Por si fuera poco, la información facilitada por la Xunta sobre los contratos firmados parece que tiene aspectos de los que no se informó y que han provocado un cierto revuelo a raíz de que, en México, un responsable de PEMEX dijera en una rueda de prensa en México que «PEMEX» no había firmado el contrato. Gracias a internet la noticia corrió más deprisa que la pólvora… y la primera reacción, del candidato-presidente, que «hay contratos» con Pemex, aunque falte «ajustar» características «técnicas» de los buques. Más tarde se informó de que quien firmó los contratos no fue la «PEMEX» mexicana sino «Pemex Internacional» (PMI). En definitiva, que se ha cometido un grave error al no informar con precisión sobre un asunto muy sensible para la industria naval gallega, de suerte que lo que es, sin duda, una buena noticia (el contrato para construir dos grandes buques) ha quedado ensombrecido por la torpeza con la que se ha informado de la misma.

6. Error estratégico: situar al PP como partido nacionalista gallego
A todo lo anterior se suma la última iniciativa de Núñez situando al PP como partido nacionalista gallego («galleguista» por utilizar la terminología oficial). Las declaraciones de Núñez fueron recogidas por el diario El Correo Gallego, del 29 de septiembre, y resultan, para los no conocedores del autor de las mismas, asombrosas. Tan es así que Gloria Lago las ha reproducido en su blog del que a su vez las copio:

Feijóo sostiene que la «galleguidad» y el «idioma» engrandecen a las empresas
En galego vende máis

Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado su intervención en una reunión del Foro Enrique Peinador para realizar un alegato a favor del «galleguismo» y de la necesidad de «ser galleguista» para actuar «en la democracia gallega», algo que ha equiparado con el «requisito básico» de «ser demócrata» para «actuar en democracia».

«Como la transición española consiste en que la democracia sea el valor compartido por todos, la transición gallega consistirá en que el galleguismo sea adquirido por todos los gallegos.

«tanto la «galleguidad» como el «idioma» engrandecen a las compañías de la comunidad. En este sentido, ha mostrado su desacuerdo con la idea del «empresario apátrida como signo inevitable» de los tiempos que corren, pues, a su juicio, «globalización» no es sinónimo de «desnaturalización».

«Las empresas tienen identidad territorial» La identidad gallega de nuestras empresas no supone ningún hándicap para su expansión porque «lejos de empequeñecer, la galleguidad engrandece. Y el idioma también.

Finalmente, el presidente de la Xunta ha concluido su intervención en la reunión del foro con una alusión a las palabras con las que Castelao defendió el idioma gallego ante el Parlamento de la República.

Es evidente que, ante la perspectiva que se ha abierto con el desafío separatista de los nacionalistas catalanes, el candidato-presidente Núñez no parece acertar al intentar situar al PP como un partido nacionalista gallego (disimulado con la apelación al «galleguismo», aunque la referencia a Castelao -del que se omite su primer apellido, «Rodríguez»- disipe el disimulo). Y todo ello además en un contexto social en el que, en Galicia, en estas elecciones, a muy poca gente le importa la cuestión nacionalista.
Salvo que, con estas declaraciones, se quiera favorecer el trasvase de votos del PP a SCyD… con el riesgo, claro, de que también vayan a UPyD aunque, como ya vimos y volveremos a ver, UPyD no parece que plantee las elecciones gallegas del mejor modo posible.

ARTÍCULOS DE ESTA SERIE

Elecciones en Galicia (y X): último acto: caso Baltar y caso Novacaixagalicia (8-I-2013)

Elecciones en Galicia (IX): el PP gana perdiendo (23-X-2012)

Elecciones en Galicia (VIII): SCyD, la dificultad de no aparecer como el partido de Conde (16-X-2012)

Elecciones en Galicia (VII): CxG o la dificultad de ubicarse en el nuevo escenario (15-X-2012)

Elecciones en Galicia (VI): UPyD, el lento camino hacia el Parlamento gallego (14-X-2012)

Elecciones en Galicia (V): La Alternativa Galega de Esquerda una alianza de éxito ¿momentáneo? (13-X-2012)

Elecciones en Galicia (IV): Bng, el callejón sin salida del mimetismo catalanista (8-X-2012)

Elecciones en Galicia (III): el PSOE, algo más que una guerra interna (2-X-2012)

Elecciones en Galicia (II): el PP ¿víctima de sí mismo o cómplice de Conde? (1-X-2012)

Elecciones en Galicia (I): gran probabilidad de un cambio de gobierno (17-IX-2012)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído