PATATA CALIENTE PARA EL EJECUTIVO DE COALICIÓN

La desesperada lucha del colectivo de desempleados de 52-55 años ante la que Sánchez no puede hacer oídos sordos

"No sólo sufrimos la discriminación por edad, sino también, el olvido por parte de  los Gobiernos que nos han dejado abandonados en un viaje a ninguna parte"

La desesperada lucha del colectivo de desempleados de 52-55 años ante la que Sánchez no puede hacer oídos sordos
Pedro Sánchez y su socio Pablo Iglesias.

El gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos tiene un marrón importante del que no podrá librarse de manera airosa sin compromisos reales en política social. Un colectivo de personas mayores de 50 años se encuentran en la actualidad desempleadas de larga duración como consecuencia de la RL2013.

Se han puesto en marcha a través de las redes sociales, Twitter, Instragram y Facebook, para reclamar que la prestación que están percibiendo ahora mismo pueda emparejarse o ser más próxima al salario mínimo profesional (fijado por RD en 950 euros en 14 pagas).

La prestación que perciben estas personas depende del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que es un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones o loa subsidios de desempleo. Nació en 2004 para sustituir al Salario Mínimo Interprofesional como referencia para estas ayudas. De esta forma el IPREM fue creciendo a un ritmo menor que el SMI facilitando el acceso a las ayudas para las economías familiares más desfavorecidas, mientras el SMI quedaría restringido a un ámbito laboral, encontrándose en la actualidad a un 50% de este y por debajo de los indicadores de pobreza considerados por Europa en el 50% del salario medio.

Aseguran que:

Pertenecemos al colectivo de personas desempleadas mayores de 52/55 años y cruelmente damnificados por la última reforma laboral. A consecuencia de ello, no sólo sufrimos la discriminación por edad, sino también, el olvido por parte de  los Gobiernos que nos han dejado abandonados en un viaje a ninguna parte. El objetivo principal de este grupo es responsabilizar a todos los representantes políticos para el restablecimiento del subsidio para mayores de 52 años en las condiciones anteriores a la reforma laboral del año 2012, cosa que fue atendida por RD8/2019 en los viernes sociales, y la falta de los Presupuestos Generales del Estado en 2019 nos dejó sin posibilidad  para subir el IPREM (no podemos arriesgarnos un año más viviendo por debajo del umbral de la pobreza).

El gran problema es que mientras el IPREM y el SMI estaban muy parejos en el año 2004, alrededor de los 460 euros, con el transcurso de los años mientras el segundo ha ido experimentando unas subidas espectaculares sobre todo en 2019, la última nada más constituirse a principios de enero de 2020 el actual Ejecutivo del actual gobierno de Sánchez, el IPREM ha ido quedando relegado a las cosas que no urgen y ahora mismo sigue anclado en los 537 euros y, si tenemos en cuenta que se cobra un 80% de esa cantidad, ¿cómo le puedes explicar a una familia que solo tiene 430 euros para vivir y atender entre otras cosas el copago farmacéutico, salvo en algunas comunidades?

La cosa es más sangrante si uno comprueba que desde 2010 este IPREM solo ha subido la irrisoria cifra de cinco euros, un auténtico insulto para unas familias que dependan de la entrada de esa cantidad. El colectivo denuncia que el Ejecutivo recién constituido no es flexible a sus peticiones de reunión o respuesta urgente, con la excepción hecha de Magdalena Valerio, la anterior titular del Ministerio de Trabajo, que quiso conocer de primera mano la problemática de estas personas desempleadas que simplemente, amén de pedir una oportunidad laboral, quieren que mientras haya que estar percibiendo esta ayuda, que la misma se pueda ir acercando al SMI o suba en proporción a este en un porcentaje similar, para salir del umbral de la pobreza.

Asimismo, reivindican que tampoco es preciso que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, tal y como ha quedado acreditado con la subida del salario mínimo profesional. Basta con un Real Decreto en una comisión con los agentes sociales para aprobar esta medida que no solo es necesaria, sino también urgente, sin olvidar medidas contundentes para establecer cupos obligatorios de contratación en las empresas para el colectivo senior, que sufrimos desde 2012 una discriminación por edad y viviendo en absoluta precariedad, #subidaIPREMya.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído