La Fed ha mantenido este indicador en mínimos históricos pese a los signos de recuperación económica

¿Por qué la Reserva Federal no sube los tipos de interés pese a la recuperación?

La directora ejecutiva del Banco de la Reserva Federal ve probable una subida de tipos en 2015, incluso en octubre

¿Por qué la Reserva Federal no sube los tipos de interés pese a la recuperación?
Janet Yellen. EP

El euro recupera a los 1,14 dólares tras la reunión de la Fed

Tras la reunión de la Reserva Federal de ayer, los tipos de interés continúan en mínimos históricos.

Pese a que muchos analistas tenían la certeza de que una subida era inminente, la Fed decidió mantener los niveles actuales (Yellen ve probable una subida de tipos en 2015, incluso en octubre).

Los bajos niveles en la inflación y las dudas que todavía arroja el mercado laboral explican la decisión del organismo presidido por Janet Yellen. Estas son las claves del encuentro que mantuvo este 17 de septiembre de 2015 la Fed (El euro recupera a los 1,14 dólares tras la reunión de la Fed).

¿Por qué ha mantenido los tipos de interés?

La desaceleración de China y otros emergentes como Brasil y su reflejo en las Bolsas en forma de caídas ha pesado más en la decisión de Yellen que los buenos datos de empleo que cosechaba Estados Unidos. El temor a un contagio a medio plazo en la actividad y el impacto a la baja que ello tendría sobre la inflación ha provocado que el organismo de Yellen decida dejar la subida de tipos en la nevera.

¿Cuándo los subirá?

De los 17 miembros con los que cuenta la Fed, 13 consideran que los tipos de interés deberían comenzar a subir este mismo año -menos que antes: en junio eran 15-; otros tres fijan el alza en 2016 y uno, en 2017. Entre los 13 que quieren subirlos en 2015, cinco de ellos prevén que los tipos estén entre el 0,5% y el 0,75%; otros siete apuestan por que bailen entre el 0,25% y el 0,5% y uno se decanta por una horquilla entre el 0,75% y el 1%. La Reserva Federal señaló que continúa viendo riesgos sobre la actividad y espera que la inflación alcance su objetivo del 2% a medio plazo -en julio registraba un 0,17%-. Si bien la tasa de desempleo está en un 5,1%, mínimos de 2008, el organismo quiere esperar nuevas mejoras.

¿Cómo afecta a España?

Un aumento de tipos perjudica a los endeudados y beneficia a los ahorradores. Subir el precio del dinero empujaría al alza el interés sobre la deuda, por lo que previsiblemente se elevaría el coste del Estado por endeudarse. Por ello, continuar con tipos bajos beneficia a la economía española y a los emergentes. Previsiblemente, también será positivo para el Ibex, en caída libre las últimas semanas por el frenazo de China y Brasil.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído