Más impuestos y más inspectores

PSOE, IU y Podemos planean recaudar de 25.000 a 45.000 millones más por la vía fiscal

PSOE, IU y Podemos planean recaudar de 25.000 a 45.000 millones más por la vía fiscal
Empresario, impuestos, crisis, dinero y Hacienda. MH

El PSOE, Izquierda Unida-Unidad Popular (IU-UP) y Podemos planean reformas fiscales para recaudar entre 25.000 y 45.000 millones de euros, mientras que el PP y Ciudadanos se presentan a las elecciones generales de final de año con rebajas tributarias entre sus medidas estrella.

Durante un debate organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha, ha resumido la propuesta fiscal de su formación, que confía en incrementar la recaudación tributaria en 25.000 millones de euros en una legislatura, que se elevarán hasta 30.000 millones si se tiene en cuenta el aumento de ingresos generado por el propio ciclo económico.

De esa cantidad, 15.000 millones de euros procederán, fundamentalmente, de una reforma del IRPF que deberá pactarse pero que entre otras cosas comprenderá la inclusión del patrimonio en la renta para «gravar más la gran riqueza improductiva». Hasta entonces, se aplicará un tipo común en Patrimonio y Sucesiones en todo el país para «evitar la carrera a la baja» que están protagonizando algunas comunidades autónomas.

También se impondrá un tipo mínimo del 15% sobre el resultado contable en el Impuesto de Sociedades, para asegurar que las grandes empresas pagan lo que les corresponde; y se crearán nuevas figuras tributarias verdes que desincentiven el uso de recursos finitos y la contaminación. Los restantes 10.000 millones se conseguirán de la lucha contra el fraude.

REDUCIR A LA MITAD LA BRECHA CON EUROPA.

El responsable de Economía de Podemos, Nacho Alvarez, por su parte, ha explicado que el objetivo de la legislatura en materia tributaria será reducir a la mitad la brecha de recaudación fiscal que España tiene con Europa, lo que se cuantifica en incrementar los ingresos en unos 40.000 millones de euros.

Para ello, se incrementará la progresividad del sistema, incrementando los tipos en las rentas superiores a los 70.000 euros para recaudar unos 10.000 millones más, y también se modificará el Impuesto de Sociedades para que los tipos efectivos se acerquen más a los nominales. El «grueso» del aumento de recaudación –unos 10.000 millones– provendrá de la lucha contra el gran fraude. «Se hará que pague quien no paga en este momento», ha dicho.

Sol Sánchez, número dos al Congreso en la lista por Madrid de IU-UP, ha explicado su propuesta, que llega hasta los 45.667 millones de euros de incremento mediante la recuperación de algunas figuras tributarias y la reforma de otras, con el objetivo de conseguir los recursos suficientes para su plan de rescate social.

Así, se hará un impuesto extraordinario sobre el incremento patrimonio que se haya producido entre 2010 y 2015, se elevará al 35% el tipo de Sociedades para recaudar 11.295 millones, se equiparará la tributación de las rentas del capital y del trabajo (863 millones), se implantará un Impuesto sobre Transacciones Financieras sin esperar a la UE (4.500 millones) y se sustituirá Patrimonio con un nuevo Impuesto sobre la Riqueza que mantenga las mismas exenciones pero incremente un poco los tipos (3.399 millones).

Además, se restringirá el sistema de módulos, se elevará al 5% el tipo de tributación en Sociedades de las Sicav (617 millones), se gravarán con un 25% los Bienes Suntuarios (4 millones), se incrementará en 6.521 millones la recaudación por IRPF gracias al millón de nuevos empleos que generará el Estado y el «efecto expansivo» del plan de formación para parados aumentará la recaudación en 5.000 millones.

Todo ello, junto con el aumento de plantilla y recursos de la Agencia Tributaria –que costará 6.200 millones– y restado el coste del programa de rescate social permitirá a un eventual Gobierno de IU contar con «4.425 millones más» para otros gastos.

LUCHAR CONTRA EL PARO.

Mientras, el director de la Oficina Económica de Presidencia, el ‘popular’ Alvaro Nadal, ha insistido en que la generación de empleo será el «elemento que más determinará» la evolución de los ingresos tributarios, y ha defendido dos líneas de actuación en este ámbito: revisar el IRPF de los salarios medios y altos reduciendo en dos puntos los tipos marginales máximo y mínimo, y eliminar la cotización por los primeros 500 euros de salario para contratos indefinidos, que beneficiará sobre todo a los sueldos más bajos.

De esta manera, ha añadido, se contribuye a mover la carga fiscal del salario, que actualmente es «altísima», a otras rentas, mientras se «siguen reforzando» las mejoras tributarias en Sociedades para las pymes, cuyas reservas –creadas con la reforma fiscal de 2014– se «duplicarán» de modo que cuenten con más dinero para aumentar de tamaño.

Además, Nadal ha asegurado que habrá medidas específicas a la innovación, cuyas líneas de incentivos serán «más flexibles» para que no beneficien únicamente a sectores innovadores «puros y duros», sobre todo industriales, y se abran a otros ámbitos como por ejemplo la gastronomía.

Igualmente, los investigadores que vuelvan a España contarán con una «situación fiscal mejor» y se potenciará la figura de los ‘business angels’ aunque «con cuidado para prevenir el fraude». En principio, el PP dejará el IVA como está actualmente.

REBAJA DEL IRPF.

Finalmente, el número dos de la lista de Ciudadanos al Congreso por Madrid, Francisco de la Torre, ha indicado que la reforma fiscal que propone su formación pasa por simplificar un sistema «terriblemente complejo» y que «se percibe como injusto», acabando con los «agujeros» que se han detectado en el sistema.

Además, se rebajará un 3% el IRPF y se limitarán los tramos a cuatro, lo que costará unos 2.000 millones de euros, que se sumarán a los 7.800 millones que costará el complemento salarial. «Para pagarlo proponemos suprimir diputaciones y fusionar ayuntamientos, para ahorrar 5.000 millones», ha dicho.

En cuanto a la fiscalidad de las empresas, la formación naranja aboga por limitar deducciones como las de gastos financieros (4.000 millones). Finalmente, lucharán contra el fraude ampliando los recursos de la Agencia Tributaria, siendo «implacables» contra la corrupción y el despilfarro, promoviendo los pagos con tarjeta, endureciendo las penas por delitos fiscales y aplicando un plan de choque para recaudar las cuotas pendientes de pago.

Además, Ciudadanos se compromete a que todos los beneficiarios de la amnistía fiscal de 2012 paguen al erario el 7% de lo defraudado que no abonaron, al aplicarse un tipo del 3% frente al 10% que se había estipulado en la normativa. Con eso, se recaudarán otros 2.800 millones.

Ante las propuestas de rebajas fiscales del PP y Ciudadanos, tanto los socialistas como Podemos han preguntado cómo cuadrarán las cifras de déficit, y han avisado de que esas promesas electorales esconden realmente nuevos recortes y un Estado mínimo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído