BBVA destaca que los datos que aportan las transacciones sirven para realizar predicciones

La directora de BBVA Data & Open Innovation, Elena Alfaro, ha puesto de manifiesto el papel que tienen las transacciones bancarias a la hora de generar datos para establecer patrones y tendencias de consumo y realizar predicciones.

Así lo ha señalado durante su intervención en el seminario ‘La cuarta revolución. ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?’ organizado en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la que ha afirmado que la clave de disponer de un gran volumen de datos es modelizar la realidad. «Entonces, la puedes predecir y hay mucho que se puede hacer».

Alfaro ha asegurado que todas las plataformas digitales buscan lanzar un medio de pago. «Cuando juntas la intención y la evidencia, se crean muchos datos», ha indicado. En esta línea, explica que lo relevante del dato financiero es que «se trata de un dato de comportamiento humano». Como ejemplo, ha apuntado que, a través de una transacción, una entidad bancaria puede identificar perfiles y comportamientos, el lugar de trabajo del cliente y sus intereses y predecir sus movimientos futuros, así como establecer una perspectiva relacional para saber, por ejemplo, dónde compran ropa las personas que frecuentan determinados restaurantes.

«En España se realizan más de 700 millones de transacciones con tarjeta BBVA en un año en todos los puntos de venta del país, esto representa el comportamiento de 53 millones de personas, la cuarta parte de todo el comercio retail del país», ha señalado Alfaro.

En este sentido, ha argumentado que basar un negocio en datos significa que una compañía sea capaz de automatizar los procesos y mejorar la experiencia del cliente, al ser capaz de otorgar experiencias personalizadas con una reducción «drástica» de los costes de operación.

EL ANALISIS DE DATOS EN BBVA

«La banca tiene una ventana de oportunidad para ofrecer más valor a los clientes y hacer que quieran seguir con nosotros», ha destacado. BBVA, que es una de las compañías españolas que lideran la inversión digital financiera, hace uso del gran volumen de datos que maneja con el fin de mejorar el valor añadido que ofrece a sus clientes.

Entre otras herramientas, ofrece una aplicación para la contabilidad doméstica que, mediante un algoritmo, clasifica de forma automática las operaciones que el usuario realiza con su tarjeta. Asimismo, BBVA Valora utiliza fuente de datos externas que proporcionan el precio de cualquier vivienda española mediante la extrapolación de la información del catastro. Además, Commerce 360 ofrece a un negocio información del consumo en un comercio de la competencia y proporciona sugerencias para hacerle frente.

BBVA también ha anunciado que lanzará en breve un calendario financiero predictivo, primero para sus empleados y más adelante para sus clientes. Este instrumento se anticipa a los movimientos que cree que van a registrarse en la cuenta del usuario cada día y avisa si aparecen movimientos atípicos en la factura.

Además, BBVA realiza estudios predictivos que luego entrega a ayuntamientos o publica de manera abierta. En cuanto a cómo monetiza el banco el uso de estos datos, Alfaro ha señalado que BBVA no tiene un interés lucrativo en este sentido. «Cuando llega un caso de estudio que nos parece interesante a nivel casi de investigación lo abordarmos pero no cobramos por él, nos parece interesante mostrar al mundo que los datos tienen muchas perspectivas que no estamos utilizando», ha apuntado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído