Visión del mercado

Laura Sánchez: «Foro de expertos: Los cisnes negros de 2019 y cómo operar ante ellos»

Laura Sánchez: "Foro de expertos: Los cisnes negros de 2019 y cómo operar ante ellos"
Dinero RT

Después de un fatídico 2018, las perspectivas de inversión para este año son muy variadas. Además, como cada año, en Investing.com hablamos con los principales expertos sobre los cisnes negros que planean en los mercados este 2019. Como casi todos los analistas afirman, por su propia definición un cisne negro es algo que nadie espera y que acontece en el mercado de repente, con lo que si lo esperamos ya no es un cisne negro.

Por tanto, y aunque a finales de cada año (o principios del siguiente) muchas casas de análisis publican sus previsiones de cisnes negros, estas “sorpresas” varían dependiendo de quién las prediga (o intente anticiparse).

En este análisis, y aún sabiendo que cada día en los mercados en una aventura diferente, hemos intentado exponer los posibles cisnes negros en los que los expertos coinciden:

 

Ruptura del euro

Lorenzo Serratosa, CEO de Kau Markets EAFI, cita “la ruptura del euro por Italia y España, algo de lo que habló mucho en 2010 y que quedó en el recuerdo tras las intervenciones del Banco Central Europeo (BCE), pero que los acontecimientos están poniendo de nuevo encima de la mesa. Nadie lo espera, su probabilidad es baja pero no es imposible”.

De la misma opinión es Phillipp Vorndran, estratega de Flossbach von Storch, cuando afirma que “la Zona Euro es y seguirá siendo un factor de riesgo importante, con Italia como principal condicionante. Al final, el BCE decidirá si el euro va a sobrevivir. Pero eso también significa que los tipos de interés en la Zona Euro probablemente se mantendrán bajos durante más tiempo del que desearían muchos inversores”.

Riegos geopolíticos

“El mercado desperdicia demasiado tiempo preocupándose por Italia, el Brexit y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China (aunque ahora parece que van por buen camino). Así que estos problemas no podrían considerarse cisnes negros. Sin embargo, los riesgos geopolíticos en Oriente Medio o Rusia podrían sorprendernos, y estos factores no reciben tanta atención como los riesgos y preocupaciones clave que la mayoría de las perspectivas citan”, explica Christopher Gannatti, director de análisis de WisdomTree.

Deuda mundial y mercados emergentes

“Estados Unidos arrastra un doble déficit: presupuestario y de cuenta corriente, mientras que la deuda de los hogares sigue siendo alta y la relación entre la deuda corporativa y el PIB se encuentra en el punto más alto de la historia. El aumento de los tipos de interés significa que será más costoso financiar estas deudas y déficits, lo que posiblemente genere temores sobre cómo se pagarán”, comenta Bart Hordijk, analista de Monex Europe.

Este experto también advierte de que “los mercados emergentes con altos niveles de deuda externa, a menudo financiados en dólares, como Turquía y Sudáfrica, también pueden resultar vulnerables a este desarrollo”.

En este mismo punto incide Ann-Katrin Petersen, estratega global y economista de Allianz (DE:ALVG) Global Investors, que coincide en señalar que “el aumento en el apalancamiento ha aumentado la incertidumbre en el sector corporativo de Estados Unidos y en muchas economías de mercados emergentes. El relajamiento fiscal altamente procíclico de la administración Trump corre el riesgo de sobrecalentar la economía de los EE.UU., lo que podría desencadenar un endurecimiento más rápido de las condiciones de financiamiento a nivel mundial”.

Según esta experta, “Europa sufriría debido a sus fuertes vínculos comerciales y la exposición de los bancos a los mercados emergentes. En un entorno de riesgo de revisión de precios y de aumento del coste de financiación, también puede sufrir el sector bancario en países altamente endeudados de la Zona Euro”.

Más centrado en los mercados emergentes, Eduardo Bolinches, fundador y director de Escuela de Trading y Forex, destaca que “la inflación en Venezuela, los problemas en Argentina y el cierto estrés en Turquía son puntos calientes en países específicos, pero todos altamente endeudados en donde el ajuste de la Fed seguirá imprimiendo efectos secundarios para ellos y el resto del mundo”.

 

China

Para Diego Fernández Elices, director general de inversiones de A&G Banca Privada, “si pensamos en posibles eventos de consecuencias fuertes para los mercados que podrían ocurrir, si bien no son nuestro principal escenario, destacaríamos por el lado positivo, ver finalmente un presupuesto europeo que suponga un cambio estructural en la UE. Por el lado negativo, está China y dos posibles cisnes negros son una brusca devaluación de su divisa o un hard landing de la economía, con dudas de que puede pasar con las posibles represalias de una venta masiva de bonos americanos”.

En este último punto coincideEduardo Bolinches:Si bien no es tan espectacular como en el año 2015, la bajada de la bolsa de China es importante y refleja el stress de liquidez que sufre su economía. Esto siempre ha sido una señal para el resto del mundo”.

Aunque a la hora de escribir este artículo las relaciones comerciales entre EE.UU. y China parecen ir por buen camino, Bolinches señala que “la divisa china se devalúa mientras su economía sufre un enfriamiento. De esta manera, los productos de China son más baratos pero las inversiones están en riesgo”, y advierte de que “un declive de la moneda y una guerra comercial con EE.UU. es una mala combinación y afecta a todos los patrones comerciales asiáticos”.

Cómo operar ante los cisnes negros

Phillipp Vorndran, estratega de Flossbach von Storch, destaca que “los activos siempre deben posicionarse de tal manera que sobrevivan a las crisis sin sufrir daños, sin sacrificar todos los rendimientos potenciales. Quien tiene un horizonte de inversión a largo plazo no debería temer a las turbulencias”.

Por su parte, Varun Ghotgalkar, estratega de renta variable en AXA (PA:AXAF) IM, explica que, ante un BCE que mantendrá los tipos de interés bajos en 2019 y 2020, “podemos esperar que el apetito por el riesgo se deteriore. Dentro de los activos de riesgo, las acciones de EE. UU. deberían tener mayores rendimientos”.

 

Sin cisnes negros, pero con riesgos

Algunos expertos no identifican cisnes negros este año, pero sí escenarios adversos a los que hay que prestar atención. Varun Ghotgalkar, estratega de renta variable en AXA IM, destaca dos: “El primero es un estancamiento del BCE donde un impacto adverso golpea la Zona Euro. Esto podría deberse a un Brexit perturbador, a una escalada del riesgo de Italia o a que la demanda de China se ralentiza más de lo previsto”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído