Congreso aprueba la nueva Ley de Servicios de pago

Si paga con tarjeta de crédito le cargarán un 1% en concepto de comisión al usuario

Los comerciantes pueden exigir el abono de una cuota adicional

El recargo no podrá superar los gastos diferenciales en que efectivamente incurra el beneficiario por la aceptación de tales instrumentos

Cada vez que pague con tarjeta le podrían cargar un 1% en concepto de comisiones.  Puede resultar más cómodo pero, a partir de ahora, será más caro.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de Ley de Servicios de Pago que declara nula toda cláusula que impida a los comerciantes «exigir el pago de una cuota adicional u ofrecer una reducción por la utilización de un instrumento de pago específico», con lo que se reconoce que la posibilidad de aplicar recargos a las operaciones con tarjeta.

NOVEDADES INCLUIDAS

  • La posibilidad de realizar más sencilla, segura y eficientemente transferencias transfronterizas, incluyendo adeudos.
  • La posibilidad de utilizar tarjetas de débito en cualquier otro Estado.
  • La posibilidad de operar con una sola cuenta corriente en todo el territorio, sin necesidad de abrir una nueva cuenta corriente si se desplazan a otro Estado por motivos laborales, de estudios, etcétera.
  • Mayor rapidez de los pagos.
  • La disposición de mayores niveles de protección y de mejor información.
  • La regulación de los gastos aplicables. En toda prestación de servicios de pago que no incluya una conversión en divisas, los gastos serán compartidos entre ordenante y beneficiario. Se trata de la cláusula “share”, novedosa en el ordenamiento jurídico español, ya que hasta el momento los gastos corren íntegramente de cuenta del ordenante.

TEMOR DEL CONSUMIDOR

La diputada socialista María Jesús Vázquez ha negado que este artículo imponga la «obligación» de cobrar un porcentaje de recargo y no supone ningún cambio a la situación actual, sino que se limita a proteger a los comerciantes «de una posible subida» de las comisiones. 

Ha asegurado que la aplicación del recargo es actualmente «prácticamente inexistente». Aunque la ley, previsiblemente entrará en vigor a principios del próximo año señala que:

El importe de este recargo no podrá superar los gastos diferenciales en que efectivamente incurra el beneficiario por la aceptación de tales instrumentos»

Entre los consumidores surgió el temor de que esta medida abra la puerta a un aumento de los precios que puede rondar, según algunos cálculos, hasta el 1% en función de las comisiones de las tarjetas de pago.

La Confederación Española de Comercio ha asegurado que la nueva Ley de Servicios de Pago no supondrá un incremento de precios en el sector, sino que «dará cobertura legal» a una práctica que se produce en algunas operaciones de bajo importe y con precio fijo impuesto por el fabricante. (Agencias)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído