Bankia augura que la morosidad financiera alcanzará su «cima» a finales de 2012

El consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, considera que la morosidad de las entidades financieras españolas alcanzará su «cima» a finales de 2012, un ejercicio que se presenta «difícil» para el sector y en el que deben desapalancarse para afrontar los distintos retos de liquidez porque, a su juicio, las inyecciones del Banco Central Europeo (BCE), no serán un «buen arreglo».

Así lo ha señalado este miércoles durante su ponencia acerca del impulso a la financiación de empresas que ha impartido en el V Forum Forinvest, en el marco del V Foro-Exposición Internacional de Productos y Servicios Financieros, Inversiones, Seguros y Soluciones Tecnológicas para el Sector (Forinvest), que se celebra hasta el viernes en Feria Valencia.

En su intervención, ha señalado que la morosidad media del sector se situó en el 7,4% en noviembre, de modo que «sigue en alza» y «va a seguir creciendo» durante este año y dificultando con ello la evolución de las cuentas de resultados y la obtención de los fondos necesarios para acometer la reestructuración del sector, aunque esa tendencia al alza se interrumpirá antes de 2013.

Verdú ha reconocido que Bankia ha «cometido bastantes pecados en este país» y no puede incrementar más su morosidad, por lo que en el futuro «ha de ser selectiva» en su relación con las empresas y en la concesión de créditos a «buenos proyectos».

Así, ha subrayado que se van a exigir «más garantías y más colaterales», que «hace falta más transparencia en los balances» y que habrá que distinguir claramente entre financiación a corto y a largo plazo y recurrir a las líneas ICO para financiación de circulante. A las pymes, les aconseja anticiparse a los problemas que detectarán las entidades a la hora de analizar sus operaciones.

De cara a los próximos años, los retos de Bankia pasan por mantener y proteger su liderazgo en Madrid y en la Comunidad Valenciana, incrementar el peso de las empresas en su balance, crecer también en particulares con valor añadido y profundizar en áreas y algunos de sus productos menos conocidos hasta el momento como el asesoramiento financiero y los seguros.

«MUSCULATURA SUFICIENTE PARA SEGUIR SIENDO LIDERES»

En cualquier caso, ha defendido que la entidad «tiene musculatura suficiente para seguir siendo uno de los líderes del país» y, además, posee «mucho recorrido» basado precisamente en esas áreas de seguros, empresas y particulares de mayor valor añadido. Su objetivo es avanzar hacia un modelo menos apalancado y con menor dependencia del mercado exterior, de modo que su ahorro cubra sus inversiones y se conviertan de ese modo en un banco «más autosuficiente y menos débil».

A nivel interno, ha señalado que en 2011 cerraron 4.000 oficinas y contabilizaron más de 4.000 bajas de personal, con una reducción del 20% de la capacidad instalada, dentro de un proceso generalizado en el sector al que le queda «mucho recorrido y profundidad» porque «sobran oficinas y plantillas».

Con el cierre de oficinas y el plan de eficiencia, Bankia tiene previsto ahorrar 500 millones de euros recurrentes de gastos al año a partir de 2013 y otros 200 millones de euros mediante la revisión de «todas las líneas de gasto» de la entidad, en concreto, 80 millones en 2012 y los 120 millones restantes en 2013.

«EL GRUESO DEL AJUSTE YA ESTA HECHO»

Según Verdú, «este año no hay previsto más ajuste» en su red de la Comunidad Valenciana, ya que «el grueso del cierre de oficinas ya está hecho», y únicamente pueden quedar por hacer «dos, tres o cuatro» operaciones como máximo. «El grueso ya está hecho», ha recalcado en declaraciones a los periodistas al término de su intervención.

De acuerdo con los datos facilitados por Verdú y por el director de Negocios Mayoristas de Bankia, Carlos Stilianopoulos, Bankia ha elevado hasta el 29,8% su cuota en las empresas de la Comunidad Valenciana que facturan más de seis millones de euros, de modo que «tres de cada cuatro pymes valencianas son clientes» de la entidad. En concreto, cuenta con más de 24.000 sociedades mercantiles como clientes.

Bankia cerró el ejercicio 2011 con un volumen total de financiación a empresas de la Comunitat Valenciana de 8.306 millones de euros y un volumen de negocio de 11.687 millones de euros. Además, logró consolidarse como líder en financiación ICO, con una cuota de mercado superior al 20% en la línea ICO Liquidez y del 15% en proyectos de inversión.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído