Endesa también prevé subidas en el precio de la electricidad en 2015 y una mayor demanda doméstica

Endesa prevé, al igual que Iberdrola, que el precio mayorista de la electricidad aumente en 2015 con respecto al ejercicio anterior, así como un incremento en la demanda doméstica, según indicaron sus directivos en una conferencia con analistas.

El consejero delegado de la compañía, José Bogas, explicó que la eléctrica ha cubierto el 100% de su producción para 2015 a 60 euros por megavatio hora (MWh), y que se siente «muy confortable» con este pronostico a la vista de las tendencias detectadas en el mercado.

Este nivel, que es un 42% superior a los 42 euros de media de 2014, se acerca a los 58 euros a los que aludió recientemente, también en una conferencia con analistas, el director general de negocios de Iberdrola, Francisco Mártinez Córcoles.

La evolución de precios en el mercado mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 37% sobre el diseño de la tarifa final de los consumidores domésticos. En los primeros meses de 2014 los precios fueron excepcionalmente bajos debido a la mayor eolicidad y pluviosidad.

En cuanto a la actividad regulada del sistema eléctrico, Bogas aseguró que «la reforma energética ha sido muy dura» y que «las eléctricas han hecho un esfuerzo extraordinario», si bien se ha cumplido «el objetivo de eliminar el déficit de tarifa».

La compañía cifra en 2.600 millones de euros el déficit de tarifa aún provisional de 2014, al tiempo que «confía en que se alcanzará el equilibrio tarifario» al cierre del ejercicio.

La compañía aborda ahora un nuevo escenario en el que trabaja en la reducción adicional de costes y en el que dispone de una «fuerte generación de caja». Endesa mantendrá una «atractiva política de dividendos» y recibe con «motivación y orgullo» la llegada de nuevos accionistas tras la reciente OPV, señaló Bogas.

Dentro de los cambios regulatorios pendientes, la compañía espera la publicación del real decreto acerca de los sobrecostes de la actividad extrapeninsular.

El último borrador del decreto suprime algunas medidas retroactivas y recoge alguna de las recomendaciones de la CNMC, lo que reducirá parcialmente su efecto sobre la compañía, explicó Bogas. En todo caso, tendrá un impacto neto de unos 327 millones.

Por otro lado, Endesa ha provisionado 350 millones de euros para abordar las prejubilaciones de trabajadores. El plan de salidas voluntarias permitirán «optimizar la plantilla», indica la compañía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído