(Ampl) Localizados equipos de espionaje telefónico en oficinas de Infraiber, firma en litigio con OHL

La Procuraduría General de la República (PGR) de México ha localizado equipos de espionaje telefónico en un edificio que se corresponde con las oficinas de Infraiber, la firma mexicana de contabilización de tráfico de autopistas que está en litigios con OHL tras denunciar presuntas irregularidades de esta empresa en ese país.

Según consta en el boletín de esta institución judicial, con fecha de 20 de septiembre, en dichas instalaciones se han localizado «diversos artefactos electrónicos, de telefonía y de computo que, al parecer, constituyen objetos en la comisión del delito de intervención de comunicaciones privadas previsto en el Código Penal Federal».

La localización de estos equipos se enmarca en la revisión que efectivos de la Agencia de Investigación Criminal del país y peritos de la propia Procuraduría realizaron en las oficinas de dicha firma en cumplimiento de la orden de un juez.

Tras enumerar todos los objetos y equipos localizados, el boletín indica que este registro forma parte de la investigación sobre una «probable responsabilidad de la comisión del delito de intervenir en comunicaciones privadas» que, según recuerda, «conlleva una pena de entre seis a dos años de prisión».

Infraiber viene denunciando en los últimos meses la presunta comisión de irregularidades por parte de OHL en las autopistas que tiene en México, en algunas ocasiones mediante la difusión de conversaciones telefónicas intervenidas entre directivos el grupo y miembros del Gobierno.

La compañía española ha rechazado estas acusaciones y ha realizado diversas auditorías internas que concluyen que su actuación en México que ajustó a la legalidad.

DENUNCIA DE OHL.

Además, OHL ha presentado una denuncia penal ante la Procuraduría General de México en contra de Infraiber y contra «otras terceras personas», según informó la compañía. El grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir denuncia a esta compañía por la difusión de comunicados, anuncios en los periódicos y grabaciones «ilícitas y manipuladas» mediante las que «pretende extorsionar a la compañía» y que, según asegura, «han causado un perjuicio patrimonial» a sus accionistas.

Infraiber logró un contrato con el Gobierno del Estado de México para contabilizar y auditar el tráfico de varias vías de peaje el país, entre ellas varias de OHL, pero finalmente el contrato no se ejecutó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído