Los cálculos del ministro de Economía

De Guindos anuncia que España se ahorrará 5.000 millones más de lo previsto por el crudo y el tipo de cambio

De Guindos anuncia que España se ahorrará 5.000 millones más de lo previsto por el crudo y el tipo de cambio
Luis de Guindos. PD

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado que la proyección de ahorro para España por la caída del precio del crudo, de entre 10.000 y 12.000 millones de euros, se elevará unos 5.000 millones de euros con respecto a esta cifra, a lo que también contribuirá el cambio del euro-dólar, con lo que la economía española podría ahorrarse hasta 17.000 millones.

Además, y a preguntas de los medios por la caída del Ibex 35 en los últimos días, De Guindos ha argumentado que la probable subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos está suponiendo «un giro notable» con respecto a las medidas adoptadas hasta ahora.

Sin embargo, ha subrayado que esta posible subida de tipos constituye una «normalización» de la economía norteamericana, porque «los tipos de interés no pueden estar siempre a nivel cero». «Es el aspecto positivo», ha dicho, aunque ha reconocido que «a corto plazo genera volatilidad» en los mercados.

De Guindos, que ha protagonizado una charla en la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) junto a la ministra de Fomento y cabeza de lista del PP por Pontevedra, Ana Pastor; ha explicado a los medios que los ahorros que ha calculado son, «fundamentalmente, como consecuencia de las importaciones de energía en términos netos, teniendo en cuenta el precio del petróleo, que ha caído especialmente en las últimas semanas».

Además, el ministro de Economía del Gobierno presidido por Mariano Rajoy ha apuntado que también se ha tenido en consideración la evolución del tipo de cambio del euro con respecto al dólar.

En este escenario estima que hay unos 5.000 millones de euros adicionales de ahorros, lo que va a suponer que estarán «entre 15.000 y 17.000 millones de euros». «Son buenas noticias para la economía española», ha enfatizado De Guindos, quien ha argumentado que esto «se va filtrando en la balanza de pagos, en el IPC, que está en negativo, en la mejora de la renta disponible de las familias y en la reducción de los costes empresariales».

«Y por lo tanto, tenemos ahí un factor positivo, viento de cola para la economía española, que está teniendo un efecto positivo para el conjunto de la economía europea», ha sentenciado en declaraciones a los medios antes de la conferencia.

SUBIDA DE INTERÉS ESTADOS UNIDOS

Ya en la charla con los empresarios pontevedreses, ha vuelto sobre estas cuestiones y ha recordado la «más anunciada en la historia» subida de los tipos de interés que, «al 80 por ciento de probabilidad» llevará a cabo la Reserva Federal este miércoles. En este sentido, ha explicado que los mercados ahora están analizando si será una subida «aislada» o se producirán varias en los sucesivos trimestres.

De Guindos ha explicado a los empresarios que lo que se preguntan los inversores es «cuánto más va a subir» y si «es el inicio de un cambio». «El aspecto positivo es que es una normalización, no es lógico que estén a tipos de interés estén en tipos cero, sino que a medida que se va produciendo una normalización de las condiciones económicas y de las condiciones financieras, entonces, de forma natural, tiene que ir ajustándose los tipos de interés», ha enfatizado.

En cuanto al crecimiento de la economía mundial, que ha tildado de «mediocre» en estos momentos, ha señalado que «hay dudas sobre la recuperación de la economía», que están «más centradas en los mercados emergentes».

«Lo que puedo decir es que nunca hay una situación en la que no existan dudas sobre un contexto sin dudas, siempre existen incertidumbres, y tal vez, las incertidumbres que afectan a España no sean las más importantes que hemos vividos los últimos cuatro años», ha sentenciado en su discurso ante los empresarios.

Sobre la economía española, ha destacado que el crecimiento «está siendo más fuerte» en este último trimestre del año que el anterior y estará en el 3,3 por ciento al finalizar el ejercicio. Al respecto, ha significado que «lo importante» es la «modificación» para que se produzca este crecimiento.

Así, ha esgrimido que, para crecer en el pasado por encima del 3 por ciento, «siempre necesitábamos la burbuja de crédito y la burbuja inmobiliaria».

Sin embargo, ha contrapuesto, «lo que tira de la economía española (ahora) son las exportaciones y el consumo de las familias». «No hay burbuja, y eso indica que el crecimiento es sostenido, por dos razones: somos competitivos y empieza a haber flujo de crédito», ha remarcado.

Frente a esta situación, ha situado a «Grecia», donde «no existe recuperación posible». «Si no hay visión de que los bancos de un país son solventes», ha enfatizado, antes de apelar a que lo que «marcaba» a España en el año 2012 era, precisamente, la percepción del sistema financiero y que el sector público español no podía levantar capital para inyectarlo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído