La OPA de Carlos Slim sobre FCC concluye hoy viernes

El plazo de aceptación de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) que Carlos Slim ha lanzado sobre el 100% de FCC, constructora que ya controla, termina hoy viernes, 15 de julio.

La conclusión de la OPA supone asimismo la salida provisional de FCC del Ibex 35 de la Bolsa de Madrid, una exclusión que se materializará tras el cierre del mercado de hoy.

Una vez que la oferta de compra se liquide, el Comité Asesor Técnico del Ibex decidirá, en una reunión prevista para el 27 de julio, sobre la continuidad de FCC en el selectivo o si es reemplazado por otro valor.

Respecto a la OPA, el empresario mexicano lanzó el pasado mes de marzo la oferta al sobrepasar al cota del 30% del capital de la compañía que obliga por ley a ‘opar’ por el 100%.

Slim ofrece 7,60 euros por cada acción de FCC, precio que si bien supuso una prima del 15% cuando se planteó la operación, posteriormente quedó igualado por la cotización de la compañía.

Con su OPA, el magnate no pretende hacerse con el control de la compañía, dado que ya lo ostenta, al contar con el 35,4% de su capital y la mayoría del consejo. Además, avala la deuda que Esther Koplowitz, segunda accionista de la empresa, tiene vinculada a su participación del 20% en el grupo.

La oferta se dirige así de forma efectiva a alrededor del 44,50% del capital de FCC, con lo que, al precio propuesto por Slim, tiene un valor de 1.281 millones de euros.

Para garantizarla, el empresario presentó, cuando formuló la operación, avales de 1.529 millones concedidos por CaixaBank y Santander, si bien prevé costearla con recursos propios.

FCC, INDEPENDIENTE DEL GRUPO CARSO.

En el folleto explicativo de la OPA, Carlos Slim asegura que mantendrá a FCC como empresa independiente, dado que no prevé fusionarla o integrarla con compañías de su conglomerado, el grupo Carso.

En cuanto a sus proyectos para el grupo de construcción y servicios, pasan por seguir trabajando en la «progresiva reducción de su endeudamiento financiero», que actualmente se sitúa en 5.473 millones de euros, y por «apoyar financieramente» a las filiales del grupo, como Cementos Portland, que actualmente ultima la refinanciación de su deuda.

Además, el empresario mexicano pretende acometer operaciones para reforzar los recursos de FCC y sus filiales. Slim actualmente también controla Realia, la inmobiliaria participada por el grupo y ha promovido una OPA para excluir a la cementera de Bolsa.

El objetivo último de la constructora y su accionista de control es que el grupo vuelva a repartir dividendos, suspendidos desde 2013, una vez que «cambie la situación y se reduzca el endeudamiento financiero» y, de esta forma, cumpla las condiciones financieras pactadas con los bancos para ello.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído