El Mercado de apuestas español está preparado para un crecimiento acelerado

El Mercado de apuestas español está preparado para un crecimiento acelerado
Fútbol, dinero, partidos, apuestas y resultados. PD

Los mercados de apuestas alemanes e ingleses durante muchos años han sido el enfoque principal de los operadores internacionales de apuestas. Los operadores, casinos y salas de póker han intentado aprovechar el enorme potencial de estos países y ahora los mercados están casi saturados. Sin embargo, el mercado de apuestas español sigue teniendo una ampliación acelerada y se espera que alcance récords en los próximos años. Ya hay muchos operadores que aceptan jugadores españoles, como se menciona aquí y mientras más leyes nuevas mejoren el marco legal, se espera que muchos más se unan.

Desde 2016, los ingresos brutos por juegos han aumentado continuamente, recientemente superaron el umbral psicológico de $1.000 millones anuales. Se espera que la tendencia se mantenga y mejore aún más durante los próximos cinco años. En el mejor de los casos, los ingresos por apuestas en línea pueden exceder los $2.000 millones, lo cual es asombroso. Los operadores de apuestas y casinos online están especialmente entusiasmados porque el mercado español ya es grande, pero tiene mucho espacio para crecer. De hecho, es uno de los pocos mercados importantes en Europa que no está saturado, aunque abren nuevos casinos cada año.

Impuestos más bajos hacen que España sea más atractiva
Un impuesto de 25% por apostar intercambios, probabilidades fijas en las carreras de caballos y las apuestas deportivas es muy alto, pero acorde con los estándares europeos. La buena noticia es que el Congreso de Diputados de España, que es la Cámara Baja del Parlamento, tiene la intención de reducirlo a 20%. Esto todavía es una propuesta, pero tiene suficiente apoyo entre los que quieren hacer que el mercado de apuestas español sea más atractivo. No hace falta ser un genio de la economía para darse cuenta de que bajar los impuestos es atractivo para las empresas dispuestas a invertir. Se espera que atraiga más empresas dispuestas a adquirir una licencia de juegos española.

Los apostadores españoles son grandes fanáticos del fútbol, pero también disfrutan apostar en baloncesto y tenis. La afluencia de nuevos operadores de apuestas es probable que aumente la popularidad de otros deportes, como las carreras de caballos. Hay bastantes proveedores tecnológicos que productos de transmisión excelentes para los operadores en línea. A medida que el mercado de apuestas español se prepare para su consolidación, inevitablemente dará espacio a más marcas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido