Alcalde de Vigo ve receptividad en el Gobierno en la primera reunión con ayuntamientos sobre liquidez y financiación

El vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha calificado este miércoles como «positiva» la reunión mantenida en las últimas horas entre responsables del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el grupo de trabajo de la FEMP en la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), ya que ha asegurado el Ejecutivo se ha mostrado «receptivo» con respecto a las demandas de los ayuntamientos.

La CNAL, que reunió al ministro del ramo, Cristóbal Montoro, con representantes de las entidades locales, estableció la ampliación de cinco a diez años del tiempo del que disponen para devolver las liquidaciones negativas correspondientes a los años 2008 y 2009, así como una línea ICO para facilitar el pago a proveedores y dispondrán de un anticipo del 50 por ciento de la liquidación positiva correspondiente al año 2010, igual que las comunidades autónomas.

Para poner en marcha todas estas medidas, la CNAL promovió la constitución de un grupo de trabajo, cuya primera reunión tuvo lugar en la tarde de ayer. Fuentes de la FEMP consultadas por Europa Press han explicado que se trata de la primera toma de contacto y que de ella no ha trascendido contenido.

ENTIDADES LOCALES «FORTALECIDAS»

En una rueda de prensa en Vigo, Caballero ha resaltado la importancia de que, en el momento actual, España cuente con una Administración local «fortalecida» y ha avanzado que los acuerdos de las últimas horas permiten despejar el horizonte sobre la liquidez y la financiación de los municipios, aunque no ha facilitado más información sobre el contenido concreto de la reunión.

Así, ha apuntado que la inyección de liquidez con el pago del 50 por ciento de la liquidación positiva se hará «de oficio y sin requisitos previos, más allá de la liquidación del año 2010». También ha señalado que las devoluciones que los ayuntamientos deben hacer por adelantos se hará en diez años «a contar desde el 1 de enero de 2012», y que los municipios reclaman un período de carencia y plazos más largos de devolución para los préstamos ICO.

El vicepresidente de la FEMP ha destacado la receptividad con que el Gobierno central ha acogido la posición de las administraciones locales, por lo que ha subrayado que «está prestando atención» a sus demandas. «Nos tratan igual que a las comunidades autónomas», ha indicado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído