Pilotos y profesionales de salud mental se alían para aumentar la seguridad aérea

Los pilotos y especialistas en neuropsiquiatria han acordado un convenio de colaboración para reforzar la seguridad de las operaciones aéreas a través de estudios científicos que investiguen las condiciones del ejercicio profesional de los pilotos y su efecto en su desempeño.

Tanto el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac) como la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN) colaboran en unas guías prácticas y medidas de seguridad concretas para mejorar la dimensión socio-técnica de los trabajadores en el sector aéreo.

Se analizarán además los modelos de contratación, el control de acceso a la profesión y los fallos en la formación, sobre todo en habilidades no técnicas y en la adaptación a los automatismos, informó el órgano colegial de pilotos.

El decano del Copac, Luis Lacasa, quiso explicar que «cada vez hay una mayor inestabilidad profesional entre los pilotos debido a los nuevos modelos de transporte aéreo», por lo que espera que la colaboración con la AEN «permitirá tener evidencias científicas de los efectos que la precaridad profesional puede tener en una profesión con una gran responsabilidad y vinculada directamente con la seguridad».

Por su parte, la presidenta de la AEN, Eudoxia Gay, defendió que «los pilotos prestan un servicio público fundamental que debe hacerse en condiciones óptimas». Gay señaló asimismo que, de no ser así, «pueden surgir riesgos psicosociales que deben detectarse y corregirse».

LA SEGURIDAD AEREA, BAJO FOCO

La mayor atención por el nivel de seguridad aérea ha sido foco de la opinión pública desde el accidente mortal de Germanwings en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo, con más de 150 pasajeros a bordo.

Dos días después del accidente, Lufthansa anunció que obligaría a todas sus aerolíneas –Lufthansa, Germanwings que será absorbida por Eurowings, Swiss, Brussels Airlines, y Austrian Airlines– a que haya dos miembros de la tripulación autorizados en la cabina de pilotaje en todo momento. Una iniciativa que han seguido otras aerolíneas.

Además, en el caso de la ausencia de cualquiera de éstos, un miembro de la tripulación autorizado debe estar presente en la cabina.

Lufthansa, grupo propietario de la antes Germanwings –que será parte de Eurowings–, está trabajando por mejorar la seguridad aérea junto a la Asociación de Aviación Alemana (BDL), organismo que colabora con un grupo de expertos que revisan los exámenes médicos y psicológicos a pilotos alemanes.

La empresa ya ha tomado medidas como las de crear una nuevo puesto de piloto de seguridad del grupo, cargo que recae en el comandante Werner Maas, que compaginará con sus funciones actuales como piloto de seguridad en Lufthansa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído