Famosos y Hacienda

Hacienda les “mete una crujido” a Fernando Tejero y José Luis Gil

"Yo quiero pagar a Hacienda, por supuesto, y pago, pero me da mucha pena y me hace sentirme fatal"

Hacienda les “mete una crujido” a Fernando Tejero y José Luis Gil
Fernando Tejero y José Luis Gil RS

Los protagonistas de La que se avecina siguen los pasos de tantos otros compañeros a los que Hacienda ha pedido cuentas por haber tributado durante años a través de sociedades cuya única actividad era su trabajo personal. Los fallos del tribunal son claros: deben pagar, según informalia.

Así termina una batalla que, en el caso de Fernando Tejero (51), comenzó hace ocho años. Entonces, el actor afirmó que Hacienda se la tenía jurada: «Yo quiero pagar a Hacienda, por supuesto, y pago, pero me da mucha pena y me hace sentirme fatal que tú te pases de plazo dos días y te traten como un delincuente… A mí me ha tratado como un delincuente por ser artista y mientras veo a los políticos ladrones sonriendo en la tele», decía indignado.

La empresa de Tejero es Lázaro Producciones y a través de ella declaró su trabajo, pagando un 25% del impuesto de sociedades cuando por IRPF le tocaría pagar más del doble. Tal y como desvela Vanitatis, la sentencia de la Audiencia Nacional detalla que «todas las prestaciones de servicios consistieron en la realización de actividades artísticas llevadas a cabo en su totalidad por el Sr. Tejero, participación en programas de TV, en series de TV y películas de cine, en promociones y campañas publicitarias, cesión de los derechos de imagen del artista, servicios, en definitiva, personalísimos como artista prestados exclusivamente por el señor Tejero». Es decir, Hacienda considera que la empresa no tiene actividad real, sino que es un mero artificio para pagar menos impuestos.

VÍDEO DESTACADO: Fernando Tejero recurre al ‘vientre de alquiler’ para cumplir su deseo de ser padre

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído