CRIMEN Y CASTIGO

Un propietario de Airbnb mata con sus manos a un huésped por una factura impagada de 130 euros

Un propietario de Airbnb mata con sus manos a un huésped por una factura impagada de 130 euros
Jason Colton, el propietario cabreado y su víctima, el inquilino moroso Ramis Jonuzi. EP

Hay gente para todo (La Policia atrapa a la médico que contrató un sicario para asesinar a su marido y cobrar 100.000 euros del seguro).

La corte de Melbourne está investigando la muerte por asfixia de Ramis Jonuzi en 2017 en una casa que operaba como Airbnb.

Jason Colton, el propietario del inmueble, se ha declarado inocente de asesinato ante el Tribunal Supremo, aunque sí habría admitido haber cometido un homicidio involuntario.

En términos penales, la diferencia es importante: se considera homicidio cuando una persona causa la muerte de otra, teniendo en cuenta si había intención (doloso) o no (involuntario); en cambio, un asesinato es la forma de homicidio más grave.

Colton podría ser condenado a cadena perpetua si el jurado lo condena por asesinato. Por el contrario, se enfrentaría hasta a 20 años de cárcel si dicho jurado acepta que la muerte fue por homicidio involuntario.

Según los fiscales, Jonuzi alquiló la habitación tres noches, pero accedió a quedarse otra semana por 210 dólares australianos (unos 130 euros).

Al acabar esa semana, Jonuzi dijo a Colton que tenía menos de 10 dólares en su cuenta bancaria, por lo que no podía hacer frente al pago.

Entonces, el anfitrión puso al huésped contra la pared y lo estranguló con su antebrazo hasta dejarlo inconsciente, a lo que Colton respondía que «solo quería someter al Sr. Jonuzi para que se desmayara».

El juicio sigue en proceso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído