Santa Juana de Castilla, la reina más duradera (1504-1555)

SANTA JUANA DE CASTILLA, LA REINA MÁS DURADERA

DE LA HISTORIA DE CASTILLA (1504-1555), madre de dos emperadores y de cuatro reinas, pero sin embargo confinada por todos los hombres de su familia que pudieron disputarle el poder

 

Eres vigorosa, Juana,

y eres tan longeva, Juana,

que si tú reinases, Juana,

no habría la Casa de Austria.

 

Ni regencia de Fernando,

ni Cisneros, gobernando,

sino Juana de Castilla

su propio solar mandando.

 

Que de 1504 a 1555

no habría corona austriaca,

sino Castilla y su reina

reinando la reina Juana

 

por Castilla y Aragón

y no Imperio de Alemania,

salvo que Carlos, flamenco,

no hubiera venido a España.

 

Flamenquéese el flamenco,

su cruz de Borgoña en aspa,

y aspe a su Flandes querido

y no le aspe su oro a España,

 

que por primera colonia

a Castilla Carlos trata

y fue Castilla colonia

de toda la Casa de Austria.

 

Carlos V, Carlos V,

emperador alemán…,

¡y déjanos que Castilla

su imperio fomente más!,

 

sin arrastrarla a tus guerras,

que sólo a ti te valdrán,

para que sigas cual César,

de tu imperio familiar.

 

¡Luego dicen de Calígula

y de Nerón hablarán,

mas para sacos de Roma,

-y otros- tú… el Nero alemán!

 

El barullo que formaste

en esa Roma papal,

y en Wittenberg las cien tesis

de tus guerras clavarán.

 

Pero tu madre tus años

viviendo los cubrirá,

hasta anular tu reinado

que -así- no sucederá.

 

Reina Juana, toledana,

setenta y seis vivirás,

tu hijo Carlos, los cincuenta

y ocho años, y ni uno más.

 

Reina Juana, Reina Juana,

habrás dos emperadores

y cuatro más otras reinas

igualmente parirás.

 

Y Castilla, que al nacer

solo era peninsular,

cuando acabe tu reinado

será imperio universal.

 

Reina Juana, Reina Juana,

Flandes no era tu casa…

Y ahora ves pasar el Duero

de noche, en forma de estatua.

 

Cuando repasas tu vida

y te asomas a él, sonámbula,

no sólo por Tordesillas

el Duero baja su agua,

 

sino también los jirones

que en sangre se acompasaran

del corazón y la vida

en llanto de reina Juana.

 

Santa Juana de Castilla,

si no llaman, te llamaran,

y con este apelativo

más que en otros, acertaran…

 

Santa Juana de Castilla,

tantos años encerrada,

por tu padre y por tu hijo

mientras ellos gobernaran.

 

Santa Juana de Castilla

y por tu esposo engañada,

y pariendo emperadores,

y reinas para otras Casas.

 

Juan Pablo Mañueco.

 

Obras de Mañueco:

http://aache.com/tienda/es/47-obras-de-manueco

 

Se relata la «Historia de Castilla» (desde Atapuerca al siglo XXI, nuestros días) de una forma tan exacta como amena y sorprendente en:

 

http://aache.com/tienda/es/77-breve-historia-de-castilla.html

 

 

IMAGEN: Real acuñado en Méjico, reconociendo a Juana y a Carlos -ambos- como reyes de Castilla.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído