La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Luis Fernando Pérez Bustamante, una vez más, en contra del Vaticano

Me sorprende la habilidad que algunos tienen para pasar por más papistas que el Papa, proclamándose adalides de la ortodoxia cristiana, mientras contradicen en numerosos temas la doctrina del Pontífice y la Santa Madre Iglesia. Un caso excepcional es el de Luis Fernando Pérez Bustamente, director de Infocatólica y “pionero de la apologética hispana en internet”, tal y como él mismo se define en su blog. Nadie lo duda, es un hombre de inquebrantable fidelidad a los principios de la fe. Aunque ésta varíe: primero fue católica, luego protestante, después ortodoxa… y finalmente otra vez católica. Pero, eso sí, siempre en posición de firmes. Ni que decir tiene que me parece estupendo, pues todo el mundo tiene derecho a cambiar.

Eso sí, lo que no creo de justicia es pontificar sobre un asunto y, pasando por fiel hasta el extremo con la norma, contradecir frontalmente al representante de la misma. Es lo que ha ocurrido, en un último episodio de una larga lista, con motivo del referéndum suizo que ha prohibido erigir más minaretes en las mezquitas del país helvético. Sin entrar a valorar la prohibición, no ha dudado en explicar en un artículo que la clave es “frenar al Islam” en su “expansión por Europa”.

En un comentario, se lo he echado en cara, alabando la firme espiritualidad de los musulmanes (el autor también criticaba al cardenal Tauran por decir que esta firmeza debía de ser modelo para nuestros sacerdotes) y explicando que, en su dialéctica del blanco-negro, establece el hecho de que el Islam es negativo. Así, considero que es incoherente, pues defiende la legitimidad del crucifijo en las aulas y levanta un muro contra el hecho de que otra fe, en garantía de la libertad religiosa, pueda mantener sus símbolos en el espacio público. Argumento completamente laicista, por otro lado, pese a que él denigre esta corriente…

Todo esto le expliqué. Y su réplica fue la que le terminó de retratar: “Yo opino que el Islam es negativo. Que es enemigo del cristianismo desde sus genes, aunque sin duda hay y habrá musulmanes que son ‘buena gente’. Pero el caso es que yo no he dicho en este post que esté de acuerdo o en desacuerdo con el resultado del referéndum. Y si no, dime dónde señalo mi opinión sobre ello. Así que fíjate qué oportunidad más maja has perdido de no meter la pata. Lo que digo es que el avance del Islam, al que yo temo no poco, no se para con referendos. Habrá a quien el avance del Islam le parezca maravilloso. A mí no. Yo lo que quiero es el avance del cristianismo y que Europa vuelva a ser cristiana. En eso sí que creo que hay que ser blanco-negro, frío-caliente. Las tibiezas, que Cristo vomita de su boca, se las dejo a otros”.

En definitiva, puesto que el Islam es malo, hay que frenarlo y hay que impulsar el avance del Cristianismo, lo que debemos hacer es prohibir, poco a poco, sus manifestaciones, su cultura, sus derechos. Muy bien, ésta es su opinión, señor Bustamante. Eso sí, espero que, puesto que no lo ha hecho en su escrito, reconozca que la Iglesia católica rechaza de plano esta actitud, por ir en contra de la libertad religiosa y romper la convivencia entre culturas y credos. Lo han dicho los obispos alemanes, franceses… y los suizos, en cuyo país se ha aprobado el referéndum. No lo han podido explicar éstos más gráficamente: los minaretes son como los campanarios de las iglesias, tienen el mismo derecho a estar en la calle. Por si me sale con que son episcopados “progres”, le recordaré (pues lo sabe) que el presidente del Pontificio Consejo para los Migrantes, Antonio Maria Vegliò, ha dicho lo mismo. Y, por si le queda alguna duda, le recordaré (pues lo sabe) que el mismísimo L’Osservatore Romano ha titulado así la noticia: “El ‘no’ suizo a los nuevos minaretes daña la libertad religiosa”. ¿Queda claro, señor Bustamante? ¿O usted, tan versado en la información religiosa, no considera que L’Osservatore Romano es “el diario del Papa”? Por cierto, si emplea el argumento de que usted no se ha referido al referéndum suizo, luego ha dicho muy claro lo que piensa del tema: “Hay que frenar al Islam. El Islam es negativo. Europa ha de volver a ser cristiana”.

Creo que el Papa no es ningún “tibio”, como usted parece achacar a mi persona, cuando defiende la libertad religiosa para todos los credos, incluido el islámico, y propone la expansión por toda Europa, y por todo el mundo, de la civilización del Amor. Del Amor de Cristo. El que se logra sin trampas ni prohibiciones, sino con una sonrisa y una caricia en nombre de la Verdad. Eso es ortodoxia. Eso es fidelidad. Al Papa. A la Iglesia. Y a Jesús de Nazaret.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído